Infantes, víctimas de secuestro y explotación sexual: Chimumi

Las niñas, niños que recorrer la ruta migratoria de la frontera sur a la norte siguen siendo víctimas de secuestro, explotación laboral, así como de sus derechos humanos, indicó Fabiola Díaz, presidente de la Fundación Chiapaneca de Mujeres Migrantes (CHIMUMI), esto, en marco de la celebración del día del niño

Explicó, que la migración de familias completas se ha incrementado por la crisis económica, de inseguridad, salud y las afectaciones que dejaron por su paso los fenómenos naturales. La activista, considera que en Tapachula hay un promedio de cinco mil migrantes de Honduras, Salvador, Guatemala, y Haití que viven en condiciones precarias y que son explotados laboralmente por sus padres.

“La niñez migrante pasan el mismo viacrucis que sufren sus padres en la ruta migratoria desde Haití; para los que salen de ese país o desde Centroamérica para llegar a este punto del país ”, expresó. Precisó, que hay niñas, niños, principalmente de África y Haití que han caminado al lado de sus padres alrededor de un año o mas para llegar a Tapachula.

Detalló, que en esta nueva oleada migratoria se ha detectado a niños con capacidades diferentes, con enfermedades y desnutridos que necesitan atención médica por las autoridades mexicanas.

“Hoy por hoy se puede observar hay muchas mujeres que viajan con uno o dos niños por todas las rutas migratorias de la frontera sur a la frontera norte por la necesidad que tienen en su país de origen”, externó.

Señaló, que las niñas y adolescentes migrantes siguen siendo utilizados para la explotación sexual en todo la ruta migratoria del país.}

 “Las autoridades deben brindar asistencia social, atender las necesidades primarias de los niñez migrante y que el gobierno invierta en infraestructura en Tapachula, ya que no existe donde se pueda atender a las niñas, niñas y adolescentes migrantes”, abundó.

Finalmente, dijo que es necesario que el gobierno federal atienda el tema migratoria de la frontera sur, para evitar que la niñez migrante sigue siendo víctimas de la delincuencia organizada que operan en la ruta migratoria. La fundación CHUMUMI le festejo el Día del Niño a casi 30 menores migrantes con el apoyo de personas altruistas que se sumaron a esta noble causa para llevar alegría a su rostro.

Con información del Heraldo de Chiapas.