Policía de Myanmar usa cañones de agua contra manifestantes por golpe de estado

Este lunes, las tensiones entre autoridades y manifestantes contrarios al golpe militar de la semana pasada en Myanmar se agravaron, cuando la policía empleó un cañón de agua contra manifestantes pacíficos en la capital, Naipyidó.

De momento, no hay reporte de heridos, aunque a Asociación de Asistencia a Prisioneros Políticos, un grupo independiente de monitoreo, dijo que una mujer había recibido un disparo, sin dar más detalles.

Las protestas no violentas reclamando la liberación de Suu Kyi y la restauración de su gobierno se han extendido por todo el país, y crecieron cuando las autoridades levantaron el sábado un breve bloqueo del acceso a internet. Una protesta este lunes por la mañana en Yangón, la ciudad más grande del país, creció con rapidez hasta superar el millar de personas en una importante intersección del centro.

Los inconformes reunidos en una importante intersección del centro de Yangón corearon lemas, hicieron saludos alzando tres dedos y portaron pancartas que decían ‘Rechazo al golpe militar’ y ‘Justicia para Myanmar’.