Temen por actividad sísmica del Chichonal

Ante la actividad sísmica registrada desde el pasado 24 de diciembre en los alrededores del volcán Chichonal, en Chiapas, el gobierno mexicano integró un grupo de especialistas para ampliar las mediciones y los registros científicos sobre este fenómeno, con el fin de proteger a la población, a la que hizo un llamado a mantener la calma y atender los resultados de los estudios.

El grupo está integrado por científicos del Servicio Sismológico Nacional de la UNAM, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), la Universidad de Colima (UC), la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), así como de la Coordinación Nacional de Protección Civil del Gobierno de México, bajo la instrucción de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC).

En respuesta de la solicitud de Laura Velázquez Alzúa, titular de la CNPC, se acordó que para proteger a la población colindante se realizarán estudios geológico-estructurales, además de instalar una red local de sensores sísmicos en los alrededores del volcán, actualizar las estaciones sísmicas permanentes, tomar muestras de agua de manantial para su análisis químico, así como medir el gas que emite.

También, se acordó reinstalar una red geodésica con instrumentos de posicionamiento global, captura de imagen termográfica, así como obtención de datos fotogramétricos por medio de drones, entre otras actividades más. El grupo de especialistas, científicos, académicos y profesionales de la protección civil acordaron realizar este tipo de acciones para detectar, confirmar o descartar cualquier cambio en la actividad sísmica de aquella región del país o del mismo volcán.

Entre el 24 de diciembre de 2020 y el 19 de enero de 2021, el Servicio Sismológico Nacional (SSN) ha registrado un total de 22 sismos en un radio de 35 kilómetros con respecto al volcán Chichonal, con magnitudes entre 3.4 y 4.1 al noroeste de Chiapas. Los especialistas en las áreas de geología, geoquímica, geodesia, vulcanología, sismología y la protección civil, recomiendan a la población

mantener la calma, evitar rumores y atender la información que se difunda en fuentes oficiales.

¿QUÉ SE HARÁ? 

Para proteger a la población se realizarán estudios geológico-estructurales, se instalará una red local de sensores sísmicos en los alrededores del volcán, además se actualizarán las estaciones sísmicas permanentes para mantener un monitoreo diario.