El obispo pide respetar fila para aplicarse vacuna.

Un llamado a hacer responsables responsables y no violar las normas y leyes, precisó la diócesis de Tabasco luego de que personal administrativo y directivo del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Mujer se aplicaron la vacuna contra el COVID-19 a pesar de no estar en la primera línea de batalla contra el coronavirus. El obispo de la diócesis de Tabasco, Gerardo de Jesús Rojas López, comentó que es necesario reconocer los tiempo y que, si no era su

momento de aplicarse la vacuna, debe de haber una sanción por incumplir la ley.

 Por otro lado, informó que en el caso de Tabasco el párroco de la parroquia San Sebastián Mártir, Rubén Ponce de León Murillo, padece actualmente de coronavirus.

A nivel nacional hay dos casos, ambos de la Arquidiócesis Primada de México: uno es el secretario general y el otro es el arzobispo emérito, Norberto Rivera.