Cruz Azul: Álvaro Dávila es oficialmente el nuevo presidente ejecutivo

México.- La reestructuración en Cruz Azul de cara al Guard1anes 2021 continúa. Ya que Álvaro Dávila fue nombrado presidente ejecutivo, de modo que será el máximo responsable de tomar las decisiones a nivel administrativo y deportivo en el club.

En un comunicado, Cruz Azul dio a conocer el nombramiento de Álvaro Dávila como presidente ejecutivo, un cargo que hasta ahora no existía en el organigrama del equipo pero que tuvo que ser creado ante la orden de aprehensión que pesa contra Billy Álvarez, quien hasta hace unos meses era el mandamás.

Según diversos reportes, el susodicho, quien fue presidente del desaparecido equipo Monarcas Morelia, fungirá como enlace entre el club y la Federación Mexicana de Futbol. Aunado a ello, le dará el visto bueno a los movimientos que realice Jaime Ordiales, actual director deportivo.

Cruz Azul resalta la experiencia de Álvaro Dávila

El comunicado que sirvió para la presentación también fue aprovechado por el Cruz Azul para resaltar la experiencia que tiene Álvaro Dávila dentro del futbol mexicano.

Por ejemplo, La Máquina recordó que Dávila Alanís logró en 2002 que el Federación Internacional de Historias y Estadísticas de Futbol (IFFHS) reconociera al Monarcas Morelia como el tercer mejor equipo del mundo.

De igual manera, los celestes reconocieron que su nuevo presiente ejecutivo fue artífice del histórico título obtenido por Morelia en el 2000 y de su participación en torneos internacionales.

¿Cuál es la misión de Álvaro Dávila en Cruz Azul?

En primera instancia, Álvaro Dávila tendrá que estabilizar las aguas al interior del club y ser el vínculo entre el Consejo de Administración y de Vigilancia de la Cooperativa Cruz Azul, que es presidido por Víctor Manuel Velázquez y José Antonio Marín, y el primer equipo.

Además, tendría que dedicarse a recuperar financieramente al conjunto capitalino, pues, como apuntan diversos trascendidos, los números no son los mejores debido a los presuntos malos manejos perpetrados por la anterior administración.

Y finalmente, pero no menos importante, obtener la ansiada novena estrella, la cual se niega a caer desde el año de 1997.