Denuncian ganaderos negocio redondo en SINIIGA

Ganaderos de diferentes regiones se manifestaron a fin de terminar con un presunto modo de lucrar con la venta de aretes para ganado

Ganaderos de la zona Norte de Chiapas denuncian que en el Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (SINIIGA) existe un negocio redondo.

Este martes por la mañana los ganaderos de diferentes regiones se manifestaron y caminaron por las principales calles de esta ciudad, en exigencia de la intervención del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para que se terminen estas prácticas de corrupción en este sistema.

SEÑALAMIENTOS

Jesús Rodríguez López, uno de los manifestantes, señaló que en SINIIGA prefieren venderle el arete a los acopiadores, pues estos pagan hasta 300 pesos cada uno; mientras que el productor solo paga 45 pesos, cosa que a los encargados de este sistema no les conviene por que el pago del productor, no es redituable.

PRECIOS EXAGERADOS

Pero eso no es todo, pues existe una burocracia para el trámite de un arete, para actualizar en ventanilla, les cobran 100 pesos, después al documento de actualización le pegan un logo que cuesta 20 pesos; posteriormente le tienen que pagar al técnico para poner los aretes, pues al productor no le dan la oportunidad que él los ponga, señaló Constantino Gonzales Mancilla.

Y en caso que él los quiera poner para ahorrarse el dinero del pago al técnico, le ponen muchas trabas.

Señaló que un técnico cobra hasta 500 pesos y después los ganaderos tienen que esperar entre 30 y hasta 60 días para que la información se suba al sistema, y en caso que les urja por vender el animal, en ventanilla les piden 10 pesos para que de inmediato les suban la información.

Resaltó que es un negocio redondo de altos funcionarios, porque para el productor no se ha visto ni un solo beneficio.

En ese sentido, Miguel Gonzales, otros de los ganaderos inconforme, insistió que el arete SINIIGA no cumple con las funciones para lo que fue creado, y es que dijo que, el que se roba el ganado, corta el arete y le coloca otro al animal y después lo comercializa.

Coincidieron los ganaderos, que prefieren el fierro marcador, pues esta es más confiable, toda vez que los roba ganados, tendrían que quitarle el pedazo de piel al becerro.