Postres y hielitos

De profesión maestro, Joel Abenamar Pérez Carballo aprendió a dominar el arte de los postres, todo a raíz de una situación personal

REDACCIÓN: PALENQUE

En nuestro programa de Emprendedores tuvimos la oportunidad de platicar con Joel Abenamar Pérez Carballo, un joven profesor que imparte clases en la escuela primaria Niños Héroes. Desde niño aprendió la repostería, viendo como los preparaba su mamá. Ese aprendizaje le está dando resultados, pues ahora, ha emprendido dos proyectos, que vienen acompañados de una bendición.

Todo nace a finales del 2018, en esa fecha señala, su esposa estaba embarazada de su segunda hija, que nació con la “torta bajo el brazo”. Y como bien se sabe, en esta etapa, los antojos salen a relucir. Un día, en fechas decembrina, su mamá preparó un pancito de naranja, el cual probó su esposa. De ahí siguieron otros días de antojo, el cual llevó a que él prepara el pancito.

Estos pancitos fueron probados por sus familiares cercanos, que empezaron a comprárselos porque les supo muy rico. Y de ahí comenzó toda la historia de “Dulce Gusto”. Empezó a preparar panes de otros sabores que ahora están en el gusto de los clientes.

Pero este proyecto, vino a emprender otro: Hielitos Gourmet Palenque, la historia es similar. Un día preparó unos bolis para sus hijas y esposa. Una vez preparada invitó a probar a sus familiares cercanos, que comenzaron a comprarle, esto más tarde se volvió un negoció, y ahora, los sabores, al igual que el otro, están en el gusto de los clientes.

Todos los productos tienen calidad; están hechos con amor, pues la filosofía en los dos negocios, es que el cliente disfrute y quede contento con lo que consume.