La Casa de las Piñatas

En sus tiempos de adolescente trabajo en una carpintería y una herrería, hoy en día, Luis Edgar Domínguez se destaca en la elaboración de piñatas

REDACCIÓN: PALENQUE

Desde temprana edad aprendió a hacer piñatas, hoy ese aprendizaje lo pone en práctica en un negocio que ha emprendido con el apoyo de su familia. Luis Edgar Domínguez Juárez, nos relató su experiencia en la realización de piñatas, al acompañarnos en el programa de Emprendedores, donde tuvimos el gustó de platicar sobre el proyecto de “La Casa de las Piñatas”, el cual se ubica en Prolongación Jiménez número 59 en la colonia La Primavera.

Luis, en sus tiempos de adolescente trabajo en una carpintería y una herrería, pero el amor por hacer piñatas, la aprendió con una persona, con quien su hermano mayor trabajaba. Nos contó que cuando iba a la escuela pasaba al trabajo de su hermano.

Recordó que le dijo esa persona que la fabricación de piñatas era un trabajo que a futuro le iba a servir, pues le comentó que niños siempre habrá.

Señaló que es un oficio que para algunos es desesperante. Para él, no es nada complicado. Mucha gente no les gusta las manualidades, y ante eso, se desesperan y el producto no les sale bien y dejan de fabricar.

Dijo que la fabricación de piñatas es un oficio muy bonito, toda vez que se emplea la creatividad. Sus clientes, lo buscan por la calidad con que hace las piñatas y sobre todo porque los diseña al gusto del cliente.