TREN PARLAMENTARIO

0

La mota y las leyes que vienen

VICENTE BELLO

Sobre la regulación de la marihuana en México, es altamente probable que ocurra en el segundo periodo ordinario de sesiones, cuyo comienzo será el 1 de febrero. Será una de las legislaciones más esperadas por muchos, en años.

El anuncio lo dio Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República. No dijo si en febrero o marzo, pero adelantó que estaría siendo aprobada a más tardar en abril, mes –dijo- “en que se cumple el plazo otorgado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación” para la aprobación de marras.

No se atrevió Monreal a asegurar que tal legislación ocurrirá, pero subrayó que es muy probable. Es uno de los temas importantes que han estado pendientes en el Congreso de la Unión.

La Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados revisa ya tres iniciativas que tienen que ver con el tema. Iniciativas que han permanecido “congeladas” desde hace cuando menos seis años.

Conforme se acerque la fecha del comienzo del segundo periodo ordinario de sesiones, la Comisión de Justicia arreciará sus revisiones, sus estudios, sus negociaciones por un consenso que se prevé difícil, sino es que imposible.

El PAN ha sostenido la posición de que la marihuana no debería ser reconocida como un estupefaciente legal para su consumo. No más allá de lo que ya está permitido desde la anterior Legislatura: para fines médicos, y acotada.

El PRI ha permanecido en una posición semejante a la del panismo. Pero el acercamiento de algunos legisladores priístas a las filas de Morena hacen presumir que estarían acercándose a la regulación de la cannabis más allá de los fines terapéuticos.

Morena ha planteado que la pacificación del país tendría un elemento favorable en la regulación de la marihuana, como sucedió en Uruguay en los tiempos de José Mujica. El PAN, en cambio, ha sostenido que se envilecerán más los vendedores del estupefaciente.

De hecho, los dos sexenios panistas –el de Vicente Fox y Felipe Calderón- afincaron su política de seguridad pública en el combate a ultranza de los grupos que se dedicaban a producir y vender droga. Esto al menos en la apariencia. Ahora –con la detención en Estados Unidos de Genaro García Luna- se presume que fueron en realidad gobiernos cómplices de criminales de marca mayor como Joaquín Guzmán Loera.

Quienes opinan que la regulación es positiva para la vida nacional, opinan también que el combate al crimen organizado en realidad fue parte de una estrategia perversa para aterrorizar al país y poder así entregarlo más fácilmente a poderes extranacionales, particularmente al gobierno de los Estados Unidos.

El combate al crimen permitió a Calderón Hinojosa sacar al Ejército y la Marina a las calles para no sólo echar bala contra gente armada sino también para atemorizar a la oposición. Fox y Calderón han sido, junto con los también tristemente célebres Enrique Peña Nieto y Carlos Salinas, los presidentes más subordinados a los Estados Unidos.

La regulación de la siembra y venta de marihuana en México ha sido un tema a contrapelo de los intereses del país que ahora gobierno Donald Trump, incluso cuando hay más de cinco estados de ese país en donde la producción y venta de la mota ya es legal.  

CABÚS

Este lunes continuó la polémica sobre la propuesta presidencial de rifar el avión que compró Felipe Calderón si antes no salía un comprador o compradores, dentro o fuera del país.

Un imbécil que se dijo reportero preguntó al presidente Andrés Manuel López Obrador si eso de la rifa no era una “ocurrencia”. El presidente le contestó que no, que no la consideraba así.

Habría que preguntar a quienes han tildado de ocurrencias anuncios como lo de la rifa si acaso no fue una ocurrencia el día en que Calderón compró el avión. Y preguntarle a esos hijos de la mala leche por qué cuando fue adquirido no respingaron saliéndole al paso a Borolas calificándolo de “ocurrente”.

A propósito de este tema, el del avión, el mismo Ricardo Monreal dijo sentirse “sorprendido por las reacciones desproporcionadas ante esta situación, contrarias a las que hubo cuando se compró”.

Y apostilló: “Ojalá hubiese habido una reacción de la misma magnitud cuando compraron y cuando se excedieron desmedidamente de ese avión, con tanta pobreza en el país. Nadie debería haber comprado ese ‘monstruo’ (así se refirió el avión) en su sano juicio frente a la pobreza del país, y ahora que el Presidente busca fórmulas de deshacerse de él, surgen inusitadas críticas, memes y descalificaciones”.

Y volvió a apostillar Monreal: “Las reacciones son totalmente injustificadas.

En San Lázaro, este fin de semana, el diputado presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Alfonso Ramírez Cuéllar, opinó que la Secretaría de Hacienda debe cumplir con 10 compromisos de trabajo durante 2020. He aquí, lo medular:

“1.- Revisión profunda de Fideicomisos Públicos. 2.- Fortalecimiento de la Infraestructura municipal y estatal. 3.- Reforzar el Programa de desarrollo estatal y municipal, para impulsar la sostenibilidad de las finanzas públicas de estados y municipios. 4.- Reglas de Operación de Programas Sociales. 5.- Combate al Cambio Climático. 6.- Acciones contra la corrupción. 7.-  Transparencia en convenios con gobiernos locales. 8.- Flexibilidad en el ejercicio del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), que tiene como objetivo financiar obras, acciones sociales básicas e inversiones que beneficien directamente a la población en pobreza extrema. 9.- Cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y 10.- Atención a la Primera infancia.

COMPARTIR.

Deja una respuesta