Hablando de Historia

0

Por el Cronista Municipal

Profr. Agustín Román Álvarez Bolívar

Foto 1

Compilación

EL SARCÓFAGO Y LA LÁPIDA

Tras cuatro temporadas de trabajo, de dos meses y medio cada una, los obreros encargados lograron limpiar la escalera que conducía a la cámara mortuoria de Pacal. Aún no sabían lo que encontrarían cuando Guadalupe Pech, descendiente de los mayas, dio el golpe para romper la tapia de la primera cámara. Habían bajado 66 escalones de la Escalera en “U”. Ante la segunda loza yacían los huesos entre mezclados jóvenes incluyendo una mujer. El 15 de junio de 1952 penetraron en la segunda cámara buscada desde 1949

La cripta mide 9 metros de largo por 4 de ancho con una bóveda que alcanza los 7 metros. Figuras de personajes, nueve sacerdotes se destacaban en las paredes. Pero impresionantes es el monumental sarcófago con un peso aproximado de 20 toneladas y compuesto por dos secciones. La lápida, hermosamente tallada por su cara superior y los lados, mide 3,80 metros por 2,20 metros y de unos 12 centímetros de alto, pesando unas 5 toneladas. Ella descansaba sobre un bloque monolítico de unos 3 metros de largo por 2,10 de ancho y un espesor de 1,10 metros, cuyos lados también han sido esculpidos. Todo esto estaba sostenido por seis soportes monolíticos, de los cuales 4 están esculpidos y redondeados. Lo más interesante de todo esto es no es posible el traslado por la escalera, por lo que aun permanece allí.

La Lápida en su lados tiene grabado en conjunto con el sarcófago distintos aspectos de la vida de Pacal. Su ascenso al trono el

29 de julio de 615, con doce años y heredado de su madre Zak Kuk, aunque lo siguió tutorando hasta su mayoría de edad. Muriendo en el año 683. En la superficie existe una cenefa con distintos glifos (nombre dado a los símbolos mayas para diferenciarlos de los jeroglíficos egipcios), y una representación en el centro. Y han sido estas representaciones las que han originado, en complicidad con otros elementos los que han provocado un gran numero de especulaciones alrededor de éste personaje.

En 1972, Erich Von Dänkien, en su libro La Carroza de los Dioses y los Dioses del Espacio, lo considero un astronauta, un paleocontacto. Las pruebas posteriores demostraron que era un maya puro. Más tarde, Maurice M. Cotterell, usando dos características, las esquinas cortadas de lápida, sobre puso los dibujos de la cenefa y el central obteniendo, según él, 208 nuevos mensajes. Una de las esquinas parte de una forma exacta, el símbolo representativo del planeta Venus.

Este mismo autor usando sus propias teorías, las 620 inscripciones en los tableros del Templo superior, Los calendarios mayas y Las Profecías mayas, desarrolló la profecía del final del Quinto Sol (de origen azteca y no maya) el sábado 21 de diciembre del 2012.

https://www.ecured.cu/Alberto_Ruz_L%27Huillier
COMPARTIR.

Deja una respuesta