Chiapanecos desperdiciamos al día medio kilo de comida

0

En el estado de Chiapas, cada habitante desperdicia en promedio casi medio kilo (432.87 gramos) de comida al día, que en un año llega superar los 150 kilogramos.

Elena García Aguilera, docente e investigadora de la Escuela Bancaria y Comercial en Chiapas (EBC), señaló que al año una persona en Chiapas desperdicia 158 kilos de comida, donde por cada mil gramos de alimentos desperdiciados se estima una pérdida económica de 50 pesos.

Con base a datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Egresos de los Hogares 2019 del INEGI, la académica comentó que en la entidad se estima una pérdida económica de 7 mil 900 pesos al año por persona con el desperdicio de 158 kilogramos de alimentos, costo que equivale a casi a dos meses de salario per cápita en Tuxtla Gutiérrez.

Puntualizó que con este desperdicio es económico, a los mexicanos les cuesta el 2.5 por ciento del PIB, pero que también tiene un costo ecológico: al entrar en descomposición los alimentos sus emisiones de carbono equivalen a 16 millones de vehículos al año, según datos utilizados por el Banxico.

Destacó que en Chiapas cada año se tiran 3 millones de toneladas de alimento, siendo los alimentos sin comer de las mesas de los hogares los que más se van a la basura.

Entre los productos más tirados de los hogares y restaurantes, apuntó que son la tortilla, pan y tomate, mientras que en las comercializadoras son el mango, piña, plátano y papaya, donde por su alta descomposición estos no cuentan con un proceso de producción secundaria, por la falta de infraestructura adecuada.

Sin embargo, la analista de la EBC detalló que los alimentos no solo salen de los hogares, comercios, restaurantes, sino también de los hospitales.

En este sentido, García Aguilera recomendó planificar los menús semanales, realizar las compras con previa lista, una vez a la semana, almacenar alimentos sobrantes en recipientes con sellado al vacío, reutilizarlos siempre que se pueda con otras comidas, usar el congelador para preservar más tiempo los alimentos, verificar siempre la fecha de caducidad de los alimentos y finalmente, comer lo que se compra y comprar lo que se necesita.

COMPARTIR.

Deja una respuesta