Librería “Cristo Viene”

0

Dentro del Mercado Guadalupe, entre todos los variados comercios, existe el que despacha Crescencio Pérez, quien emprendió  un negocio dedicado a la venta de libros cristianos.

Después de tocar fondo, Crescencio Pérez emprende un negocio dedicado a la venta de libros cristianos, entre ellos, el más importante y profundo espiritualmente, la Biblia, todo esto dentro del Mercado Guadalupe.

Himnarios, bosquejos, forros para biblias, panderetas, música grabada en USB y micro Sd, biblias y libros escritos en la lengua materna; Cho´l y Tzal, son algunos de los artículos que se expenden en el negocio, que desde hace un par de años, se localiza en la avenida Velasco Suárez esquina con Francisco Javier Mina, barrio San Miguel, en el centro de Palenque.

                -En si llevamos siete años, primero fue en el mercado y ahora en este sitio, que ya va para tres años.

  -Explica el también predicador, voz principal de la agrupación Los Amigos de Cristo y, quien, una vez a la semana, conduce un programa en donde habla de la palabra de Dios a través de Facebook.

                – ¿Cómo inicia con la librería?

                – La idea era hacer algo que ayude a edificar a la persona; a través de un libro o de la biblia, y que la gente puede tener acceso a ella y también al ver la necesidad que en Palenque no había.

Creyente en Dios, Crescencio Pérez dice que lleva en la palabra del Señor 10 años, gracias al cual tiene su negocio y el programa que trasmite en vivo todos los jueves; Los Amigos de Cristo que realiza a través de las redes sociales, aunque en un primer momento fue en la radio.

Antes de abrir la primera librería, Crescencio era comerciante de ropa y de la noche a la mañana se fue al fracaso, tocó suelo. Pero gracias a una persona que conoció cuando empezó a buscar Cristo, quien fue que le ofreció el dinero para comenzar con la librería.

Toma este dinero y quiero que te pongas a trabajar, ya. Fueron las palabras que le expreso su amigo, quien además de darle el efectivo, le pagó la renta del local que estaba dentro del mercado y todos los demás gastos que se generaron.

Todavía sin dar crédito de lo que le sucedió, sabe que Dios es fiel y no abandona a uno en sus batallas y pruebas, por tal motivo ahora le sigue sirviendo; a través de la predicación de la palabra y de evangelizar a los lugares a donde lo llaman, detalla el también bajista.

COMPARTIR.

Deja una respuesta