FGR debe atender todas las denuncias que se le presenten: AMLO

La Fiscalía General de la República (FGR) debe atender “todas las denuncias que se presenten”, incluida la interpuesta en contra del dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno, por la adquisición presuntamente ilícita de 16 inmuebles y dos vehículos, comentó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Tengo entendido que la presentó un dirigente del PRI que fue gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz; la fiscalía tiene que atender todas las denuncias que se presenten de cualquier ciudadano y esclarecer hechos hasta que se resuelvan… no hay que adelantarse a los resultados de las investigaciones de la Fiscalía”, contestó el primer mandatario a preguntas de los reporteros.

El Jefe López del Ejecutivo rechazó que se trate de una persecución política, como ha reclamado Moreno.

—“¿Por ser un líder opositor pueden darse interpretaciones de persecución política?”, se le consulta – López Obrador.

—“No, cada vez es más claro de que nosotros no actuamos de manera perversa. no somos como los anteriores gobiernos que usaban la Procuraduría General de la República para perseguir a los opositores, fabricarles delitos o proteger a presuntos delincuentes”, respondió el primer mandatario.

— Moreno “ha denunciado que es persecución política…”, se le insiste.

—“Puede ser, pero no de nosotros”, aclaró López Obrador.

—Al pedirle su reacción sobre los dichos del expresidente Vicente Fox de que ‘es momento de darle en la madre a la Cuarta Transformación’, López Obrador solo señaló: “sin comentarios”.

Sobre el proceso de renovación de la dirigencia del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), López Obrador enfatizó en su investidura de primer mandatario “yo no me puedo meter… eso le corresponde decidirlo a los órganos de dirección de Morena yo no me meto en la política interna de Morena y no tengo intención de meterme en los asuntos internos de ningún partido y no lo voy a hacer.

No seré jefe de grupo, de facción o de partido, soy el representante de todos los mexicanos”.

Ante las denuncias de que los llamados “Servidores de la Nación” estarían desarrollando activismo político, el presidente López Obrador advirtió que el fraude electoral ya se castiga como delito grave.