Inseguridad desplaza a chóferes de camiones pesados

Los asaltos a mano armada, lesiones a choferes y falta de vigilancia en carreteras, continúa siendo un problema latente, denunciaron los socios de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), quienes afirman que en los primeros meses del año ha habido un repunte del 6% en estos actos ilícitos.
De acuerdo con Enrique Hernández González, líder nacional de la Canacar, este repunte ha propiciado que los transportistas abandonen la actividad incluso al 50%.
Detalló que la zona más problemática por los constantes asaltos es la carretera México-Puebla-Veracruz, mientras que en la zona sureste, los límites de Tabasco y Veracruz siguen representando la región con mayor peligro para el robo de transporte de combustible.
González Muñoz hizo referencia que en el 2017, las pérdidas ascendieron a 97 mil 500 millones de pesos, lo cual representó el .5% del Producto Interno Bruto (PIB).
Destacó que en 2018, se dio un incremento del 30% en los robos, comparado con el año anterior, “pero en el 2019, solamente en el primer trimestre tenemos un aumento del 6%”, señaló González Muñoz.
La Secretaría de Comunicaciones y Transportes tiene registrado actualmente un total de 547 mil placas del servicio público federal, mientras que hay un registro de otorgamiento de licencias de 500 mil unidades.
El líder nacional de la Canacar Enrique Hernández Gonzáles Muñoz, señaló que otro de los problemas que afrontan es el parque vehicular pues aún siguen detectando unidades de hace 18 años, demasiado viejas para circular