Repunta divorcio express en Chiapas

Con un acuerdo exprés firmado entre las dos partes, los procedimientos para divorciarse podrían tener una duración máxima de 30 días, con soluciones concretas en la disolución del vínculo, guardia y custodia de menores, alimentación y compensaciones económicas.
Leticia Pérez López, jueza del Juzgado Segundo de lo Familiar del distrito Tuxtla Gutiérrez, informó que con las nuevas reformas al Código Civil, un divorcio voluntario o exprés podría tardarse de entre 20 a 30 días, ya que con una previo acuerdo dependerá la situación de los involucrados y no de los tribunales.
Con la jurisprudencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), trajo como consecuencia un procedimiento ajustado al Código Civil y Código de Procedimientos, que se culminó en el decreto 136, publicado el 23 de enero del 2019, en la que se modificaron, derogaron y transformaron puntos sobre la ruta para poder divorciarse.
Pérez López detalló el divorcio exprés busca que por medio de un convenio, generado entre las dos partes, dejen en claro puntos sobre la situación de los menores, inventario de bienes, alimentación y compensaciones económicas, que anteriormente se realizaban de forma separada, lo que llevaba a porteares por años, por lo que con esta solución todas estas situaciones y el vínculo legal se eliminarían en menos de 30 días.
“Se entiende que hay conformidad entre ambas partes; cuando no, exigiremos y platearemos la deficiencia de las resoluciones. La presentación del convenio es una solicitud formulada por ambos y de forma voluntaria, para establecer puntos claros y se llegue a la disolución del vínculo de forma más rápida” mencionó.
Además, la jueza explicó que con la derogación del artículo 284, que determinaba el matrimonio por “bienes mancomunados”, es decir, la separación con la repartición del 50 por ciento del patrimonio, puede dejarse a un lado si se encuentran acuerdos entre las dos partes.
El convenio haría que se agilizaran los trámites; sin embargo, los jueces también podrían emitir sus dictámenes cuando estos no sean apegados a un interés justo e imparcial.
Ante ello, el convenio puede establecerse y trasladarse en nueve días, darle vista de las dos partes y llegar al procedimiento jurídico; con la apertura de una contrapropuesta, se ratifica, para después señalar la fecha de audiencia y finalmente el divorcio de las dos partes.