Se comprometen lacandones a cuidado de la selva

Cualquier obra que dañe la Selva Lacandona será denunciada, toda vez que se trata de uno de los reductos ecológicos más importantes de México, indicó Víctor Chambor, de la comunidad Lacanja Chansayab.
En entrevista, dijo que las comunidades lacandones están a favor de que se fomente el turismo, siempre y cuando sea sustentable y amigable con el medio ambiente.
En ese sentido, refirió que en lo que corresponde a Chiapas, el proyecto del Tren Maya contempla rehabilitar las antiguas vías del tren en la zona de Palenque, por lo que a su consideración no tendría un impacto negativo a la Selva.
“Lo que sabemos es que el Tren Maya va a pasar en los puntos que ya están establecidos, es decir, en las antiguas vías y lo que están haciendo es precisamente rehabilitarlas, pero si vemos que están destruyendo la selva lo habremos que señalar en su momento”, indicó.
Señaló que si existen comunidades que se oponen a este proyecto, es necesario que el gobierno federal privilegie el diálogo para lograr convencer a quienes rechazan el Tren Maya.
Expuso que muchos lacandones viven de la actividad turística que llega a la Selva, de ahí la necesidad de preservarla.
En su opinión, si las autoridades que encabezan el proyecto del Tren Maya respeta a la Selva y a sus comunidades, éste puede ayudar a que más turistas arriben a esta parte del estado, lo cual significaría mayores ingresos económicos.
“Queremos un mejor Chiapas, en donde haya más oportunidades y el turismo de naturaleza siempre será una buena opción para muchos que vivimos en la selva”, indicó.
Cabe destacar que Víctor Chambor es hijo de Carmelo Chambor Yuk, el último líder moral Maya Lacandón y uno de los principales defensores de esta selva chiapaneca.