Repunta producción de palma de aceite en Chiapas

De las 100 mil hectáreas destinadas al cultivo de la palma de aceite en México, Chiapas contribuye con 63 mil hectáreas, lo que sitúa al estado como el principal productor a nivel nacional.
Mientras en el país el promedio de producción para una hectárea de este cultivo es de 13 toneladas, en Chiapas se llega a obtener hasta 35 toneladas de fruta fresca.
Para este año, los palmeros del estado pretenden establecer como meta la producción de seis mil hectáreas más de palma de aceite entre la región Costa, Palenque y Márques de Comillas.
El sistema producto palma en la entidad tiene una ruta de trabajo para consolidar la producción.
De acuerdo con las estadísticas, los picos de producción de palma de aceite inician principalmente en los meses de abril-octubre, y durante este periodo la cosecha se eleva hasta en 50 por ciento más, ya que la fruta madura en la mayoría de los terrenos de la región, y debido a la poca capacidad de las industrias establecidas en la zona, existe una sobreproducción.
México presenta actualmente una demanda interna de 562 mil toneladas al año de aceite crudo de palma, de las cuales importa 85% proveniente de otros países.
Para satisfacer la demanda interna es necesaria su producción en 262 mil hectáreas, actualmente existen 100 mil hectáreas para este propósito.
Los principales estados productores de palma se encuentran en el trópico mexicano, liderando la producción el estado de Chiapas.
La entidad ocupa el primer lugar en superficie cultivada de palma de aceite en México, al contar con 63 mil 464 hectáreas establecidas, que representan 72% de la superficie total nacional.
De acuerdo con el Inifap, la entidad cuenta con las condiciones agroclimáticas apropiadas para el establecimiento de más de 400 mil hectáreas adicionales.
En Chiapas, la producción de palma de aceite se ubica en cuatro regiones económicas: zona Maya, Tulijá, Soconusco e Istmo-Costa, lo que representa 35 municipios y 617 localidades del estado.
En promedio se producen 13 toneladas por hectárea de racimos de fruto fresco, que son la materia prima para las plantas extractoras de aceite, las cuales se ubican en las regiones productoras.
Indicó que el país es deficitario de aceite de palma, y de acuerdo a cifras oficiales, México importa alrededor de 462 mil toneladas de aceite de palma al año.
Para aprovechar de mejor manera las oportunidades de negocio en el cultivo de la palma aceitera, en específico con los productores de superficie cultivada a baja escala, se requiere capacitar y formar estructuras técnicas especializadas en la actividad para poder alcanzar la meta de seis mil nuevas hectáreas de este producto.