Eventos de Manuel Velasco: entre mala organización y humillaciones

Las carencias en las que vive la mitad de la población chiapaneca dan lugar al clientelismo político, mediante la creación de programas sociales. No obstante, la forma cómo se entregan estos apoyos han llegado a atentar contra la vida de los beneficiarios, pues en la mala organización de la mayoría de los eventos que se han realizado en la entidad, ha habido mujeres lesionadas, golpeadas y desmayadas por deshidratación, falta de alimento, cansancio y golpes.
Los eventos del programa “Bienestar Salario Rosa para Jefas de Familia” son los ejemplos más recientes que ilustra lo anterior, los cuales han dejado a varias mujeres maltratadas en ocho municipios de Chiapas. Los hechos más graves se presentaron el lunes pasado en Tonalá y Tapachula, en donde se registraron varios intentos de enfrentamiento, de acuerdo con información retomada del portal El Porvenir.

Tonalá y Tapachula
Esto después de que se anunciara que no se pagaría el apoyo por la falta de recursos. En el caso de Tonalá, los grupos de rescate y Protección Civil del estado reportaron la atención de 12 mujeres que se desmayaron por deshidratación, falta de alimento, golpe de calor, hipoglucemia e hipertensión arterial, tras estar varias horas bajo el sol y con temperaturas de 40 grados, según dicho medio.
Mientas que en Tapachula, con una aglomeración de unas 6 mil mujeres, personas no identificadas golpearon fierros cuyos ruidos parecían balazos, lo que provocó una estampida en la que resultaron varias mujeres de la tercera edad lesionadas y con golpes, según denunciaron comerciantes de la organización Procentro.
Para el encuentro, las futuras beneficiarias fueron citadas a las 10:00 horas, pero inició seis horas más tarde. Después del acto puede tomar todavía hasta tres horas repartir las tarjetas en las que recibirán los apoyos económicos.

Trato inhumano
“Es vergonzoso e inhumano el trato que se les dio a los miles de mujeres, la mejor forma de festejarlas es respetando su dignidad y no exponiendo su integridad física y la de sus hijos”, comentó César García. Miguel Reyes del Pino, integrante de la organización Unidad Ciudadana, quien además, presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos debido a que en el evento del lunes no se cumplieron los protocolos de la Ley de Protección Civil para actos masivos.
No es la primera vez que ocurren estas faltas. En febrero pasado, cansadas de esperar la inauguración del programa, una turba de beneficiarias del municipio de Villaflores arrebató las despensas que se planeaban entregar en esa ciudad. El helicóptero de las autoridades del gobierno aterrizó cuando iniciaba el descontrol. A finales de febrero pasado, Morena presentó una primera queja contra dicho programa, la cual fue remitida por el INE al Instituto Electoral del Estado de México y que aún sigue sin resolución.