Muere otro desplazado en Chiapas de ‘tristeza y desesperación’; suman 11 fallecidos

Raymundo Luna Pérez, de 18 años de edad y originario de la comunidad Chén Mut, del municipio de Chalchihuitán, se convirtió en la onceava víctima mortal en situación de desplazamiento forzado, informó el párroco de Simojovel, Marcelo Pérez Pérez.

De acuerdo con el cura, en los últimos días el joven indígena sufrió estrés, desesperación y angustia por vivir fuera de su casa, de donde hace más de un mes un grupo de sujetos armados y encapuchados –procedentes de Chenalhó– lo sacó por la fuerza junto con toda su familia.

Pérez Pérez, quien colabora con el párroco de Chalchihuitán, Sebastián López López, dijo que durante varios días el joven indígena se mantuvo con tos, fiebre y frío en un campamento de desplazados.

Y aunque hasta ahora no se ha determinado clínicamente la situación de su fallecimiento, el párroco sostuvo que su familia reportó que estaba muy triste, no quería comer y pedía regresar a su casa, en la comunidad de Chén Mut, que fue quemada y saqueada desde principios de noviembre.

Además de Raymundo Luna Pérez, han fallecido otras 10 personas en situación de desplazamiento forzado, entre ellas los menores Catarina Sánchez Pérez, Adriana de Jesús Pérez Pérez y Maura Pérez Luna de edad, y la recién nacida Ernestina Sánchez Pérez.

Los otros fallecidos son: Domingo Girón Luna, de 70 años, originario de Pom; Martín Girón Rodríguez López (80), de C’analumtic; Marcelino Gómez López (60), de Majebal; María Domínguez Gómez (57), de Pom, y Mariano Pérez Aguilar (67), originario de Ts’ununil, además de Sauel Luna García, quien fue asesinado el 18 de octubre.

La muerte de esta última persona desató la ola violenta entre los indígenas de Chenalhó y Chalchihuitán. Los primeros reclaman a sus vecinos más de 350 hectáreas de tierras. (APRO)