‘Estados podrán decidir si recuperan clases en fines de semana’: Nuño

Una vez que todas las escuelas afectadas por los sismos reinicien clases, corresponderá a las autoridades de cada estado, según las características de cada región, definir si se recuperan clases los fines de semana, contraturnos (o en vacaciones, afirmó el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño.

El funcionario rechazó que vaya a perderse el ciclo escolar debido a que, en escuelas ubicadas en las regiones más golpeadas por el sismo en la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Guerrero y Oaxaca, aún no se reanudan las clases.

Insistió que, por ahora, lo más importante es garantizar la seguridad de los niños y maestros, y dar tranquilidad a los padres de familia de que las escuelas tienen condiciones de seguridad. Por eso “se revisan minuciosamente los planteles”, para que haya confianza entre las comunidades escolares, expresó.

Y ratificó que escuela que no tenga el dictamen de seguridad estructural no podrá regresar a clases, al tiempo que señaló que en las próximas dos semanas se concluirá el trabajo de revisión de los planteles.

El siguiente paso, siguió, será definir la reubicación de alumnos de escuelas con daño a planteles cercanos o en aulas provisionales, lo que se definirá cuando se concluyan los dictámenes de seguridad estructural.

El funcionario recordó que de acuerdo con cifras preliminares, 12 mil 931 escuelas tienen algún tipo de daño, y que se requerirán unos 13 mil millones de pesos para su atención. Del total de escuelas dañadas, 577 deberán reconstruirse totalmente, mil 847 parcialmente, y en otras 10 mil tendrán que repararse afectaciones menores.

La labor, apuntó, implica “un gran reto logístico”, pero subrayó que se tienen garantizados los recursos para rehabilitar o reconstruir escuelas, a través de los seguros, recursos del Fondo de Desastres Naturales y de la propia SEP, así como aportaciones privadas.

Estas últimas, aclaró, no serán manejadas por el gobierno, sino por las mismas instancias que aporten los recursos.

Indicó que los tiempos variarán para reconstruir las escuelas, y estimó que el proceso llevará unos ocho meses.