Agua Blanca: “Hermoso tesoro de la Selva”

Desde el corazón de la reserva se escucha imponente el grito del mono aullador, una de especie de primate que se caracteriza por su fuerte vocalización y que se encuentra en peligro de extinción.

Las verdes extensiones tropicales, salvajes y enigmáticas de esta reserva que se ubica a 73 kilómetros de Villahermosa vigilan una gran variedad de flora y fauna, así como grutas y senderos construidos por la cultura Maya.

El día 19 de diciembre del año 1987 fue decretada como área natural protegida, promoviendo la conservación de sus ecosistemas representativos, bellezas naturales normando y racionalizando las actividades productivas.

Así también diferentes universidades del estado he instituciones ambientales realizan investigaciones básicas en el campo de la naturaleza y en adecuado manejo de la riqueza de los recursos naturales.

En el área de selva de la “Sierra de Agua Blanca”, se encuentran recursos bióticos importantes, en rubros tales como el de uso medicinales, agricultura e investigación y educación ambiental por eso el equipo de reporteros del diario Novedades de Tabasco viajó hacia esa parte de la sierra tabasqueña donde se encuentra ubicado este recinto ambiental obteniendo imágenes de la flora y fauna en el que el habitan.

La fauna que existe en este habitad son: jaguar, serpientes, armadillos venados cola blanca, puercos de monte y una gran variedad de aves como el tucán pico rojo, chileras cenzontle, colibríes; en la flora hay diferentes tipos de plantas exóticas como: jaguayanas, heliconias, bastón imperial, hoja elegante, comentó Héctor Gómez Alejo guía certificado de la reserva ecológica