Se arma tremenda persecución para liberar a mujer plagiada junto a su bebé

Siete patrullas de la Fuerza Civil y otras diez motopatrullas de la SSP de Minatitlán, Veracruz, pasaron circulando a toda velocidad frente al ejido Las Ánimas en la zona rural de Minatitlán, brincando baches y topes sobre el camino rural escarpado.

Eran las 10:30 horas cuando en el C4 se recibió el llamado de auxilio al número de emergencias 066. Todo ocurrió en el ejido Ojochapa, como a 500 metros del puente Otapa. Eran las 11:00 horas, cuando llegó la ambulancia de la Cruz Roja, les dijeron que había personas lesionadas a tiros y que fueran a recogerlos. “Fue frente a la casa de dos pisos donde venden tamales”, dijo un joven campesino que vestía pantalón vaquero y una playera roja toda deslavada, quien fue el principal testigo porque siempre estuvo sentado a orillas del camino sobre una bomba aspersor de 20 litros escuchando la refriega.

Enfrentamiento entre policías y secuestradores

“¡Salgan, corran, váyanse de aquí!” gritó un elemento de la Fuerza Civil, y en segundos se escuchó la primer tanda de tiros, cinco a lo lejos y como 20 de metralla en el camino; la policía les disparaba a dos delincuentes que se habían internado en el monte, en ese momento la gente corrió.

“Vayámonos para atrás, no te quedes aquí” dijo Toto, el chofer de la ambulancia 325 de la Cruz Roja al reportero de LIBERAL DEL SUR, porque los tiros se escuchaban llegar desde todas direcciones zumbando al oído.

Los minutos pasaron como agua, ya eran las 12:30 horas cuando de repente se comenzó a escuchar un tiro aislado. “Eran dos vehículos atravesados en el camino, una camioneta y al lado de un Tsuru blanco, vimos a un hombre que fue muerto a tiros antes que la policía llegara”, dijo una mujer joven que se encontraba asustada, porque ella y su familia habían quedado en medio de la balacera.

Familiares de los secuestrados persiguieron a los delincuentes

Todo era rumor, nada se sabía, la gente decía que esa mañana en Valle de Uxpanapa, habían secuestrado a una mujer y a su hija que es una bebé, y que desde allá la familia de las víctimas los vinieron siguiendo a balazos y que la policía no había intervenido, que el tiroteo había sido entre familiares y delincuentes, quienes habían rescatado ilesos a madre e hija.

La versión oficial del gobernador Javier Duarte fue difundida a las 15:30 horas, a través de su cuenta de Twitter. “Hoy elementos de la #‎FuerzaCivil lograron rescatar sanas y salvas a dos víctimas, repeliendo y abatiendo a seis secuestradores en Uxpanapa”.

Caos vial durante enfrentamiento

La gente se encontraba desesperada, no podían llegar a sus casas, se habían retrasado cuatro horas, el paso estaba cerrado, no había acceso hacia Hidalgotitlán y la fila de autos que estaba en espera era larga, los estudiantes que salieron de clases esa tarde no pudieron regresar a casa temprano y los que iban apenas, no pudieron llegar a la escuela, porque no había paso ni caminando ya que las patrullas se atravesaron a medio camino, un grupo de personas inició el éxodo entre veredas escondidas en el monte, su intensión era rodear el camino, sin embargo, la policía se los quiso impedir porque todavía buscaban a otro delincuente que logró escapar entre el monte, “¡vamos a pasar quieran o no!” y se perdieron entre la maleza, eran como 50 personas.

La refriega que inició a las 11:00 y concluyó como a las 12:30 horas, fue enfrentada por la Fuerza Civil que llegó a lo que llegó y en 15 minutos quedó todo listo, ya no se escuchaban más tiros.

Como a las 14:30 horas arribó al lugar la Policía Ministerial, la ambulancia del Servicio Médico Forense y el fiscal Vicente Vázquez Cruz, así como Servicios Periciales de Minatitlán y el equipo de peritos de Coatzacoalcos, quienes comentaron que terminarían de recoger los cuerpos como a la 17:00 o 18:00 horas, y toda la gente que estaba esperando cruzar el camino para llegar a sus casas mejor suspiró.

Con información de Liberal del Sur…