Sistema anticorrupción abre nueva etapa: EPN

En Palacio Nacional, el presidente Enrique Peña Nieto, al promulgar las siete leyes que integran el Sistema Nacional Anticorrupción, pidió perdón a los mexicanos por el caso de la llamada casa blanca al reconocer que cometió un error y dijo que ahora esta más comprometido para combatir la corrupción.

Luego de escuchar a los representantes de los otros dos poderes de la Unión y un representante ciudadano, el titular del Ejecutivo Federal afirmó que en el gobierno federal sí queremos recobrar la confianza ciudadana, y dijo que, “todos tenemos que ser autocríticos. Tenemos que vernos en el espejo empezando por el propio Presidente de la República”.

Peña Nieto recordó que en noviembre de 2014, la información difundida sobre la llamada casa blanca causó gran indignación. “Este asunto, me reafirmó que los servidores públicos además de ser responsables de actuar conforme a derecho y con total integridad también somos responsables de la percepción que generamos con lo que hacemos”.

El presidente mexicano señaló que a pesar de que “me conduje conforme a la ley, este error afectó a mi familia, lastimó la investidura presidencial y dañó la confianza en el gobierno. En carne propia sentí la irritación de los mexicanos la entiendo perfectamente. Por eso con toda humildad les pido perdón. Les reiteró mi sincera y profunda disculpa por el agravió y la indignación que les causé”.

Peña Nieto refirió ante todos los invitados a la ceremonia, que por eso cada día esta más convencido y decidido a combatir la corrupción, de ahí la importancia del Sistema Nacional Anticorrupción con el que está comprometido y que habrá de impulsar con toda determinación.

Al hacer uso de la palabra, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, ponderó que la promulgación de estas leyes significa el inicio de una nueva etapa del desarrollo político del país, y señaló que ahora que es tangible que las cosas están cambiando. Hizo votos para que rinda frutos y se acabe con este flagelo de la corrupción.

En su discurso, el juzgador federal indicó que culminación de este proceso tiene el propósito de transformar los mecanismos de prevención en contra de la corrupción.

“No me cabe duda que la única manera de avanzar es mediante una alianza y cooperación entre los órganos estatales y ciudadanos en la formulación de las políticas públicas”.

Sostuvo que “las leyes que hoy se promulgan nos obligan a actuar en tres ejes: reafirmar la lucha contra la corrupción, interpretar y aplicar las leyes para que sean penamente efectivas; y unirse en la alianza con la sociedad para escuchar las demandas y buscar soluciones”.

Por su parte, el presidente del Senado de la República, el panista Roberto Gil Zuarth, afirmó que este es un triunfo de todos, y bromeó –dijo como dicen por ahí- “este Sistema no lo tiene ni Obama”. Asimismo, rechazó que este sistema este “cojo, que no tenga dientes, señaló sí tiene dientes y no lo compartirá”. Dijo que “el poder público no es un sinónimo de corrupción y pidió reformar el fuero para evitar impunidad”.

A su vez, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el perredista Jesús Zambrano Grijalva, advirtió que es necesario desterrar la corrupción y elogió las controversias constitucionales interpuestas por el Ejecutivo Federal en contra de los Congresos y los gobernadores de Quintana Roo y Veracruz.