Como un proceso ‘inédito’ la reforma educativa precisa mejoras pero su ciclo legal esta ‘cerrado’: SNTE

Para el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), la reforma educativa “no está en riesgo, pero es necesario hacer “mejoras” en sus procesos pero, el ciclo legal de la reforma “ya está cerrado”, enfatizó el presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre.

Aunque rechazó comentar sobre las mesas de trabajo entre el magisterio disidente y autoridades federales porque él “solo habla de educación”; Díaz de la Torre resaltó que “los procesos que han venido acompañando a la reforma educativa deben de mejorarse. Al ser inédita trajo molestia, incertidumbre y sus procesos no sólo pueden, deben mejorarse; sobre todo los que vienen: planes y programas”.

Antes, frente a sus agremiados y autoridades federales, el maestro Juan Díaz dijo que la reforma educativa “trae transformaciones profundas. Es un esfuerzo descomunal pero, ¿no fue descomunal lo que hizo Rafael Ramirez con la escuela rural mexicana? El apostolado de hoy requiere profesionalismo y no lo duden, tenemos sindicato. Qué bueno que existan diferentes posturas al interior del gremio; somos un sindicato plural y tolerante, pero no podemos ser rehenes de aquello que nos lleve a fracturarnos, a hundirnos, y mucho menos a desarticular el sistema educativo”, sentenció.

Los procesos que están contemplados en la ley, si se mejoran, tendremos resultados a la vista más pronto pero, apuntó el líder del SNTE, “hay quienes buscan primero desestabilizar el sector educativo, luego asaltar el sindicato, y desde ahí promover el asalto a un modelo de país que no es el que queremos ni necesitamos”.

Y, sin referirse abiertamente al magisterio disidente, reiteró: “si sumamos los días que no se han dado clases en Oaxaca equivale a un ciclo escolar completo y eso es imperdonable”.

“Nuestras diferencias e inconformidades tenemos derecho a expresarlas en un país como el nuestro; lo que no se vale es lastimar el sistema educativo, lastimar a nuestros alumnos, mandar una imagen mala de los maestros y debilitar al sindicato”.

El líder de la SNTE demandó “una campaña de certeza laboral” sobre todo en los Estados; pidió que las autoridades promuevan entre los docentes “que su trabajo no está en riesgo”.

El subsecretario de Planeación de la SEP, Otto Granados Roldán, reconoció que los cambios “generan resistencias” pero “la reforma es con, por y para los maestros de México”, destacó.

Díaz de la Torre también afirmó que “sólo hay intereses mezquinos” en quienes impiden el abastecimiento de alimentos en Oaxaca, y daña los derechos de los niños, la imagen de los maestros y debilitan al SNTE.

“Pido al señor subsecretario (de Planeación de SEP, Otto Granados) a que nos ayuden a que los gobiernos de los estados agilicen la entrega de beneficios a los maestros que ya los ganaron dentro de los procesos de evaluación”, expresó el líder del SNTE durante la entrega de créditos especiales y certificados de vivienda a maestros con desempeño de excelencia en la evaluación de desempeño.

A muchos (entre los más de 8 mil que lograron calificaciones de excelencia en las evaluaciones de promoción y desempeño docente) “no se les ha entregado su nombramiento, no han cobrado en la nueva categoría y eso no es correcto”, remarcó ante autoridades federales.

Dado que en pocos meses estará discutiéndose el presupuesto para 2017, Diaz de la Torre también solicitó a los legisladores que se contemple recursos “suficientes” para cumplir con los beneficios que obtendrán quienes salgan con calificaciones de excelencia entre los más de 150 mil profesores que se examinarán dentro del ciclo 2016 de la evaluación de permanencia.

Desde el Centro Cultural del México Contemporáneo, donde fueron persistentes los reclamos magisteriales por la falta de pago del 35 por ciento del salario a quienes lograron calificaciones de excelencia en el examen de desempeño, el líder del SNTE reafirmó que gestionará un plazo ” “límite” para que se concrete la entrega de los adeudos, que confió, se puedan saldar antes del cierre del ciclo escolar.