Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez ofrece mediar para resolver conflicto magisterial

La arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez se ofrece como mediadora entre el Gobierno Federal y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para solucionar el conflicto y terminar con el paro de labores y el plantón masivo instalado por los profesores en el centro de la capital del estado desde el pasado 15 de mayo.

Para seguir creando un Chiapas en armonía y paz nos comprometemos como iglesia a ser sujetos de medición para el diálogo entre las partes involucradas ofreciendo espacios y medios desde la oración hasta el acercamiento personal en la búsqueda de soluciones.

Como iglesia consideramos que toda reforma educativa, para ser auténtica tiene que ser integral e incluyente, que priorice, promueva y proteja la dignidad de las personas, el bien común, las necesidades sociales, las características de la cultura y la dinámica del conocimiento.

La problemática de Chiapas es seria y compleja y todos somos responsables, y la situación magisterial es un punto neurálgico

Con respeto y urgencia a todos los involucrados directamente en este conflicto, humildad y valentía para un diálogo inteligente con compromiso, que nos incluya a todos en la búsqueda de soluciones. Pedimos que actuemos todos como responsables y no como dueños de la educación.

Apostamos siempre por el diálogo y nunca por la violencia, pues la única fuerza de salida es el diálogo, la violencia nunca será la solución a los conflictos”, aunque “el diálogo cuesta porque requiere humildad

Arzobispo Fabio Martínez Castilla.

Los maestros de las secciones 7 y 40 del SNTE, pertenecientes también a la CNTE, están en paro de labores desde el 15 de mayo para exigir al Gobierno Federal la abrogación de la reforma educativa y la apertura de una mesa de diálogo nacional.