Albóndigas de carne en salsa de vino tinto

Pensando en qué hacer para preparar una cena romántica vine a dar con esta original receta: albóndigas de carne en salsa de vino tinto. El toque distintivo de este plato reside en que las bolas no se fríen, sino que se cuecen en una deliciosa y exótica salsa de vino tinto y especias, por lo que su textura es muy tierna y su sabor indescriptible. De solo recordarlo se me hace la boca agua.

Ingredientes:

Para las albóndigas de carne

¾ taza de leche
½ taza de migajas finas de pan
½ libra de carne de cerdo molida
½ libra de carne de res molida
½ libra de carne de ternera
1 cucharadita de sal
Pimienta negra molida
½ cucharadita de pimentón
¼ cucharadita de pimienta de Cayena
¼ taza de perejil finamente picado
2 cucharadas de salvia fresca finamente picada
¾ taza de cebolla finamente picada
2 dientes de ajo finamente picados
1/3 taza de queso parmesano
2 huevos grandes batidos
Aceite de oliva
Para la salsa de vino

1 cebolla pequeña
6 dientes de ajo
Aceite de oliva
2 cucharadas de pasta de tomate
2 cucharadas de vino tinto
1 taza de caldo de pollo o res
1 lata de tomates de pera enteros
1 ramita de romero
½ cucharadita de sal
Pimienta negra molida
Preparación:

Albóndigas de carne

En un tazón pequeño coloca las migajas de pan con la leche. Deja que todo se mezcle durante 10 minutos.

Toma ahora un recipiente grande y combina la carne de cerdo, de res y de ternera. Sazona con sal y pimienta. Luego añade el pimentón y la pimienta de Cayena.

Agrega el perejil, la salvia, la cebolla, el ajo y el queso parmesano. Mezcla todo con las manos de modo que se distribuya uniformemente en la carne.

Incorpora ahora la leche y los huevos batidos. Remueve bien y comienza a darle forma de bolas. Puedes pasar a cocinarlas inmediatamente o reservarlas en la nevera no más de 24 horas.

Salsa de vino tinto

Pica la cebolla y el ajo finamente y sofríelos en una cacerola grande con aceite de oliva, bastarán 10 minutos para que estén tiernos. Agrégale la pasta de tomate y sigue sofriendo por un par de minutos más.

Ahora añade el vino tinto y el caldo y lleva a hervor. Incorpora los tomates, la sal y la pimienta, también la ramita de romero. Tapa y cocina durante media hora. Baja del fuego, refresca e introduce un batidor manual para reducir la salsa a un puré suave.

Pon nuevamente a fuego moderado y coloca dentro las albóndigas de carne reservadas. Cubre la cacerola y permite que se cocinen por media hora aproximadamente hasta que las bolas estén listas.

Este proceso hace que las bolas estén verdaderamente tiernas al gusto. Les aseguro que es un placer probar aquellas deliciosas albóndigas de carne en salsa de vino tinto deshaciéndose en la boca.

¡Nada mejor para una cena romántica acompañada de un invitado especial!