Dona toda su fortuna a obras de caridad

Bin Talal ha explicado que el dinero irá a parar a su fundación, Alwaleed Philanthropies, creada hace 30 años y que ya cuenta con 3.500 millones de dólares (3.164 millones de euros) procedentes de su patrimonio personal.
El objetivo es “ayudar a construir una sociedad más tolerante mediante el entendimiento cultural, el desarrollo de las comunidades locales y el empoderamiento de las mujeres y de los jóvenes”, ha dicho en un comunicado.
El príncipe, de 60 años de edad y que no ostenta ningún cargo gubernamental, ha explicado que esta decisión está “intrínsecamente relacionada con su fe islámica”, según ha informado la cadena británica BBC.
Bin Talal ha revelado que su inspiración ha sido la Fundación Gates, creada por Bill y Melinda Gates en 1997. “También es una inspiración para todos los que nos dedicamos a la filantropía alrededor del mundo”, ha valorado, por su parte, el matrimonio estadounidense.
El saudí figura en el puesto 34 de la lista que anualmente elabora la revista ‘Forbes’ con las personas más ricas del mundo. Actualmente dirige el grupo de inversión Kingdom Holding, que tiene participaciones en diversas empresas como The Four Seasons, News Corp, Twitter y Apple.