Vigilar el buen estado de los alimentos

La Secretaría de Salud mencionó que los productos más peligrosos son aquellos que se consumen parcialmente cocidos o crudos
En el marco del Día Mundial de la Salud, cuyo lema para el presente año es la Inocuidad de los alimentos, la Secretaría de Salud señaló la necesidad de vigilar el buen estado de los pescados y mariscos que las familias tabasqueñas acostumbran consumir en la presente temporada.
La dependencia señaló que es importante que se tomen las medidas necesarias al preparar productos del mar, ya que se contaminan a través de microorganismos que están presentes cuando hay falta de higiene durante su manipulación, venta y almacenamiento.
Los productos más peligrosos son aquellos que se consumen parcialmente cocidos o crudos como almejas, camarones, mejillones y ostiones.
Por ello, se recomienda lavarlos muy bien antes de prepararlos y freírlos o cocerlos para destruir las bacterias y parásitos.
Asimismo, pidió a las amas de casa que al momento de comprarlos verifiquen que estén en refrigeración o congelados; el pescado, por ejemplo, debe haberse mantenido en camas de hielo y no presentar rastros de sangre, vísceras, tierra o cualquier materia extraña que pueda contaminarlo.
La Secretaría de Salud fue muy puntual al indicar que cuando se compren moluscos se escojan aquellos que tengan la concha firmemente cerrada.
Finalmente, exhortó evitar el consumo de alimentos y bebidas que se expenden en la calle, principalmente los pescados y mariscos.