Representante de la ONU se reúne

La portavoz de De Mistura, Juliette Touma, informó a Efe a través de un correo electrónico de que Ezedine, de nacionalidad egipcia, sigue en la capital siria, donde está llevando a cabo contactos sobre ese plan, aunque no precisó con quiénes se ha entrevistado.

El representante de la ONU Ramzi Ezedine, “número dos” del mediador internacional para Siria, Staffan de Mistura, se ha reunido en Damasco con responsables de este país para abordar el plan para detener la violencia en Alepo, dijo hoy una fuente de este organismo.

La portavoz de De Mistura, Juliette Touma, informó a Efe a través de un correo electrónico de que Ezedine, de nacionalidad egipcia, sigue en la capital siria, donde está llevando a cabo contactos sobre ese plan, aunque no precisó con quiénes se ha entrevistado.

La visita de Ezedine, que llegó el sábado a Damasco, se está desarrollando de forma discreta, ya que ni la ONU ni los medios de comunicación oficiales están informando de su agenda.

De Mistura anunció el pasado 30 de octubre ante el Consejo de Seguridad de la ONU su iniciativa de crear “áreas de exclusión” en Siria en las que cesen las hostilidades, para poder así resolver los asuntos humanitarios y dar pie a soluciones políticas.

Planteó iniciar el plan en Alepo, localidad dividida en barrios en manos del régimen y de la oposición, para luego extender ese modelo a otras partes del país.

El régimen de Bachar al Asad ya se mostró el mes pasado dispuesto a cooperar para poner en marcha la propuesta de De Mistura, quien estuvo en Damasco para exponer la iniciativa al presidente sirio.

La principal alianza política de la oposición, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), está analizando la propuesta, mientras que el Consejo Militar del Ejército Libre Sirio (ELS) en Alepo condiciona su aceptación a que se cumplan una serie de requisitos, como la marcha de Al Asad del poder.

De Mistura reemplazó este verano al argelino Lajdar Brahimi como mediador para Siria y ha hecho ya varias visitas a la región con el fin de intentar detener la guerra que comenzó en marzo de 2011.

La contienda siria ha causado más de 200.000 muertos y millones de refugiados.