Una economía solida

Llama Arturo Núñez a aprovechar los beneficios que llegarán a la entidad a partir de la reforma energética.
En la presentación de resultados del Estudio de Caracterización de Bienes y Servicios para la Industria Petrolera, el gobernador Arturo Núñez Jiménez, llamó a hacer de la nueva oportunidad petrolera, que se abre en Tabasco a partir de la reforma energética, una plataforma que permita construir una economía más sólida, capaz de atender los retos de empleo y seguridad, pero también de conflictividad social, ligados a las operaciones de la industria.
Afirmó que el estudio enmarcado en el Programa de Desarrollo de Proveedores de la Industria Petrolera –convenido meses atrás, de forma piloto, con Petróleos Mexicanos (Pemex)– ayudará a Tabasco y a su iniciativa privada a aprovechar el nuevo auge de este sector, pero en mejores condiciones que en las ocasiones anteriores.
En Palacio de Gobierno, el jefe del Ejecutivo encabezó la exposición del diagnóstico que forma parte de los compromisos asumidos por la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo (SDET) a través del Portafolio de Negocios de Tabasco, la cual estuvo a cargo de la firma Conservelopment International, experta en el diseño de metodologías para el desarrollo de proveeduría, y del Grupo de Economistas Asociados (GEA), reconocido en el país por su experiencia en análisis económicos.
Núñez Jiménez señaló que en la medida que se logre eslabonar de mejor forma la proveeduría con la industria petrolera en su conjunto, Tabasco estará en condiciones de romper círculos viciosos que a veces se traducen en patologías sociales, problemas de orden pseudosindical, movilizaciones sociales o niveles de desocupación.
Ante líderes de cámaras empresariales y hombres de negocios tabasqueños, aseveró que la medición elaborada por Conservelopment International y GEA contribuye a ubicar la oferta y la demanda relacionada con la industria petrolera, identifica medidas para cerrar la brecha que hoy se da entre una y otra, y ayuda a preparar a Tabasco para el desarrollo energético que se espera derive de las reformas constitucionales introducidas en el sector.
“Esta nueva oportunidad que se presenta, en especial en Tabasco, la tenemos que aprovechar con el eslabonamiento de cadenas productivas, lo cual será positivo para la economía estatal”, visualizó, y valoró la disposición de Pemex para impulsar un proyecto piloto con Tabasco “que nos abre una brecha de posibilidades” para, en un futuro, también hacerlo con otros jugadores en la industria de los hidrocarburos.
El mandatario aseveró que este nuevo paso permite avanzar en el replanteamiento de la relación con Pemex, a la que queremos ver, acentuó, como una empresa que más allá de donadora o indemnizadora, sea cliente a través de la proveeduría de bienes o servicios, o también socia para el desarrollo de proyectos de co-generación de electricidad a partir de gas.
El titular de la SDET, David Gustavo Rodríguez Rosario, confió en que aun con la caída en los precios internacionales del petróleo, Tabasco conservará su posición de ventaja dentro del sector energético, ya que además de mantener una buena convivencia con la industria, incluso dentro de la complejidad que existe en la relación, también tiene un buen horizonte para los proyectos que se impulsarán en las rondas Cero y Uno.