Denuncian abuso

Los afectados solicitan la intervención de las autoridades estatales.

El director de vialidad ingresó a una propiedad privada sin algún documento oficial

AGENCIA: YAJALÓN

Los afectados solicitan la intervención de las autoridades estatales.
Los afectados solicitan la intervención de las autoridades estatales.

Denuncian allanamiento de morada y abuso policial en el municipio de Tila, en hechos ocurridos el pasado viernes en el que Jorge Antonio Decelis Guillén, director de vialidad municipal mejor conocido como el Zacatón, ingresó a la fuerza a una propiedad privada junto con sus elementos.

De acuerdo a la versión manifestada por los inconformes, relatan que el viernes a las once y media de la mañana, una camioneta tres cuartos fue contratada para el acarreo de escombro hacia una propiedad, desde donde ya había hecho varios viajes el contratado.

Sin embargo, al lugar arribó Decelis Guillén, “el zacatón”, quien con dos elementos y una patrulla empezaron a amedrentar al chofer de Juana López, quien tiene una camioneta Chevrolet GNC, con placas CV-19-206, color rojo, quien ante el temor de ser detenido ingresó a la propiedad, desde donde lo habían contratado para llevar el escombro.

No obstante, los policías al mando de Jorge Antonio Decelis Guillén, siguieron a la persona dentro de la propiedad privada sin contar con permiso del dueño para poder realizar la detención; ante eso, la patrulla con número económico PM-019, golpeó la camioneta para que la dueña no se bajara de la unidad hasta que lograron empujar al vehículo sobre una acera y provocarle daños considerables.

De los hechos ocurridos en el barrio Santa Lucía, algunos testigos presenciales acudieron a defender al chofer, que pretendían llevarlo sin que lograran los gendarmes su cometido, por ello exigieron que el área de atención ciudadana del gobierno del Estado, la Procuraduría General de Justicia y Derechos Humanos intervengan ante las graves violaciones de que fueron objeto -según dijeron- y se sancione y castigue a quienes iban en la patrulla mencionada.

Cabe mencionar que los ofendidos acudieron al juez de paz de ese municipio que está a cargo de Pascual Oleta, pero no fueron atendidos.