5 “fabulosos” hábitos

La mayor felicidad en la vida que el momento en que tienes por primera vez en tus brazos a tu hijo, pero con ello llega una nueva responsabilidad. De inicio, implementar los cuidados de la piel del bebé es básico para evitar daños.

En entrevista para Salud180.com, Tania Padilla, pediatra y dermatóloga vocera de Johnson’s Baby, indica que la piel del bebé es mucho más delgada, por lo tanto es más delicada.

Una piel sana de bebé actúa como una barrera contra las alergias, irritantes y gérmenes externos, además de proteger contra el daño ocasionado por los rayos solares, la capa de la epidermis es más delgada y tiene menos melanina”.

También te puede interesar: Estimula el desarrollo motriz de tu hijo

Amor y cuidados permanentes

Justo porque la piel de tu bebé es más permeable, propensa a resequedad y a rozaduras, es que debes implementar medidas de cuidado especiales, sobre todo dentro del primer año de vida. La especialista te comparte los siguientes hábitos que debes seguir.

1. Un rico baño. Los jabones que utilices para bañar a tu bebé deben tener un pH de 5.5 (o alrededor de este), el cual es adecuado para evitar que su piel se dañe.

2. Jamás talles. A diferencia de lo que te han enseñado por años, la piel del bebé jamás se debe tallar mientras lo bañas. Se debe hacer un lavado diario con tus manos, frotando suavemente y con el agua en una temperatura tibia.

3. Hidrata. El momento más importante para poner la crema es al terminar el baño, debes secar previamente la piel de manera muy suave (dando sólo toquesitos), aplica el producto hidratante desde la cara hasta los pies, frotándola para que penetre.

4. Masajea. Esto es importante no sólo para ayudar a que la piel de tu bebé este sana y que la crema penetre, sino también para que crees un momento para tener un vínculo afectivo: puedas verlo a los ojos, reír con él y platicarle.

5. Cuida el área del pañal. Cada vez que tu bebé ensucie el pañal debes cambiarlo lo más rápido posible, porque pese a que éstos son muy absorbentes la piel húmeda se vuelve mucho más frágil. No tienes que esperar a que el desechable esté totalmente humedecido.

Padilla explica que si un bebé tiene piel sana, los productos que se deben utilizar son los que están creados específicamente para él y que tienen sustancias aprobadas. Si aplicas otros que contengan fragancias puedes afectarlo.

La piel del bebé es 10 veces más reactiva que la del adulto, por lo tanto puede reaccionar más fácil y crear alergias o inflamación. Por ello hay que tratar de evitar productos de ese tipo”.

Los cuidados de la piel del bebé son esenciales porque de recién nacido su pH ácido es más alcalino, lo que debilita la defensas e impide una barrera completa contra padecimientos. Cuida de su salud con amor y estos sencillos hábitos en tu rutina.