Niños Conarte

Ubicado en la fábrica de ruedas de ferrocarril, oxígeno y fundición de bronce de la antigua Compañía Fundidora, dentro del Parque Fundidora de Monterrey, Nuevo León, se encuentra un espacio de sensibilización, iniciación y educación artística denominado Niños Conarte, el cual en julio cumple su primer año de actividades.

El recinto inaugurado en julio de 2013 es un espacio para la formación lectora de niños, padres de familia, comunidad educativa y formadores de cultura infantil, el cual ofrece ciclos de lectura, cuentacuentos, talleres artísticos, teatro, danza y música.

El inmueble fue otorgado en comodato al Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León, cuya restauración y adecuación fue posible gracias al apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

En entrevista con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Ana Lucía Aguilar, directora de Niños Conarte, informó que para celebrar el primer año del recinto se llevará a cabo una serie de actividades artísticas del 1 al 6 de julio.

“Realizaremos talleres plásticos, cuentacuentos, el concierto de la School of Rock, tendremos una obra de teatro que se llama El principito y el aviador, montada por la compañía Foco Teatro; un concierto-charla sobre la filosofía Suzuki, regalaremos libros, recuerdos y muchas sorpresas más”, informó la promotora.

Niños Conarte nace gracias al apoyo y colaboración de instituciones de gobierno, como Conarte, Conaculta y la Cámara de Diputados, ofreciendo a la Sultana del Norte un espacio único en su tipo dedicado al público infantil.

“Ya teníamos varios programas dedicados al público infantil, pero no un espacio que fuera específicamente para ellos; es así que a través de varias gestiones y con la ayuda de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados y con la coordinación del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes fue posible restaurar esta nave en el interior del Parque Fundidora con este nuevo concepto, en un mensaje de sensibilización a las artes y de fomento a la lectura para los niños de Nuevo León”, indicó Ana Lucía Aguilar.

El inmueble es un espacio de lectura integral, afirmó la directora de Niños Conarte, pues además de lectura también se realizan diversas actividades lúdicas, de aprendizaje y su diseño arquitectónico lo hace diferente, pues no es una biblioteca, ya que aquí se puede dialogar, jugar, escuchar música, ver teatro y mucho más.

Dentro de la oferta que tiene este recinto cultural en el Parque Fundidora, se puede encontrar la Bebeteca; el espacio de lectura, el cual cuenta con un acervo de más de cuatro mil 300 títulos sobre literatura infantil dedicados a las diferentes edades y habilidades lectoras de los niños; un programa permanente de talleres y cursos de aprendizaje artístico, así como un servicio de recorridos para visitas familiares y escolares.

Además, cuenta con una amplia programación de actividades de animación a la lectura, espectáculos artísticos, conciertos corales, festivales de títeres y música, ferias de creatividad infantil, exposiciones de artes visuales, talleres de sensibilización a las artes y la cultura, así como capacitaciones para formadores de cultura infantil.

“Este año fue muy importante para nosotros, pues quisimos primero darnos a conocer y que supieran que en Nuevo León existe este lugar dedicado a los niños; en segundo lugar, buscamos brindar diversas actividades con otras temáticas y sobre todo contar con la participación de creadores que compartan su conocimiento con los niños y que complementen la experiencia”, comentó la promotora.

Ana Lucía Aguilar recordó que en un año Niños Conarte se ha consolidado como uno de los centros para el desarrollo y la promoción de la cultura de niños más importante de Monterrey, pues desde julio de 2013 a la fecha se han beneficiado más de 80 mil personas, entre niños, jóvenes y adultos, con las diversas actividades que ahí se realizan.

Finalmente, la directora de Niños Conarte indicó que además de las actividades que se realizan en el inmueble, se agrega un valor por el espacio arquitectónico donde se encuentra, el cual ha sido reconocido en la pasada edición de los Architizer A+ Awards en Nueva York.