Nuevos ataques en Aldama dejan tres heridos desplazados

REDACCIÓN: TUXTLA GUTIÉRREZ


El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A. C. (Frayba), informó la situación de riesgo de vida, seguridad e integridad personal de comunidades del pueblo Maya Tsotsil en
Aldama, de acuerdo con el reporte, Raymundo Pérez Sántiz de 16 años y Armando Pérez Sántiz de 31 años originarios de la comunidad de Xuxch’en fueron emboscados en la comunidad Tabak en la rodada abajo del puente Tabak.

HECHOS
El sábado 12 de septiembre, a las 17:00 horas, Andrés Ruiz Santis, de 61 años, originario de la comunidad de Sepelton, fue herido de bala de alto calibre, arriba de la oreja izquierda, cuando regresaba de trabajar su parcela, esto en el camino de Tabak.

AUMENTAN AGRESIONES
Frayba informó que, según reportes de la Comisión Permanente de 115 comuneros desplazados, los ataques procedentes de grupos civiles armados ubicados en el municipio de Chenalhó se intensificaron y persisten desde el pasado 11 de septiembre.


Las comunidades agredidas son: Yetón, Ch’ivit, Juxtón, Ch’ayomte’, San Pedro Cotsilnam, Xuxch’en, Tabak, Koko’, Stselejpotobtik, en Aldama, desde los puntos de El Ladrillo, Tijera Caridad,
Chalontik, T’elemax, El Chino, Fracción Ak’tik 2, Slumka, Tok’oy, El Colado, Tojtik, Telesecundaria y El Volcán, en Chenalhó.

DESPLAZADOS
Ante esta situación de violencia, la población se desplaza forzosamente hacia los centros de refugios en cada comunidad.

TESTIMONIOS
Asimismo, testimonios, del 04 de septiembre mencionan que, Juan Pérez Gutiérrez de 27 años y Mario Pérez Gutiérrez de 22 años, pertenecientes a la comunidad de San Pedro Cotzilnam, también resultaron heridos con armas de fuego.


Frayba recibió datos, estos relatan que los disparos fueron realizados cerca de las 10:45 hrs, desde el lugar conocido como T’elemax, cerca de salón Santa Martha, Chenalhó.

En el transcurso de esa semana, autoridades municipales de Aldama indicaron a diferentes medios de comunicación que, a pesar de los acuerdos firmados con los tres niveles de gobierno, los grupos armados de Chenalhó continúan atacando a comunidades de Aldama; y que los agentes de seguridad pública se retiraron.

Ante la situación, el Centro de Derechos Humanos, solicita se garantice de manera inmediata los derechos a la vida, seguridad e integridad física y psicológica de las familias del municipio de Aldama, en especial las ubicadas en los límites con Chenalhó.

También, que se aplique los Principios Rectores del Desplazamiento Forzado de la Organización de las Naciones Unidad para proporcionar atención humanitaria a las familias en desplazamiento forzado de 13 comunidades en Aldama.


Por último, reiteraron la investigación pronta y adecuada, como la sanción, desarme y desarticulación a los grupos civiles armados de corte paramilitar de Chenalhó, responsables directos de los ataques que han provocado desplazamientos forzados en la región Altos de Chiapas.