Condenan agresiones a ejidatarios en Tila

REDACCIÓN: TUXTLA GUTIÉRREZ


El Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) afirmaron que el “ataque” ocurrido el viernes pasado en contra de Ejidatarios Autónomos de Tila “se enmarcan en el incremento de la actividad de grupos armados y la proliferación de paramilitares en torno a las comunidades que conforman en Chiapas y las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que intentan cercar, aterrorizar, desplazar y desmantelar a los pueblos
organizados”.

En un comunicado conjunto difundido la tarde del domingo, agregaron: “Con dolor y rabia denunciamos el cobarde ataque en el que fue asesinado el compañero Pedro Alejandro Jiménez Pérez, del ejido Tila, el pasado día 11 de septiembre, cuando el grupo paramilitar ‘Paz y Justicia’ atacaron con armas de grueso calibre a la población” de ese lugar, situado en el norte de la
entidad.

De acuerdo con fuentes oficiales, durante una confrontación ocurrida el viernes pasado entre los llamados Ejidatarios Autónomos y pobladores avecindados, murieron cinco personas -uno de los
primeros y cuatro de los segundos- y más de una decena resultaron lesionadas de bala.

El CNI y el CIG dijeron que los ejidatarios fueron “atacados”, cuando “por acuerdo de la Asamblea General, se dirigía a liberar los bloqueos que estos grupos habían instalado en los accesos a la cabecera del ejido para cercar a nuestro pueblo, donde los paramilitares habían destruido un
portón de seguridad el pasado 25 de agosto”.