“Sastre”, un oficio en peligro de extinción

0

A propósito del Día del Sastre, que se celebra en este día, el trabajo de este noble oficio aún sigue perdurando en nuestro municipio, ya que será indispensable siempre la mano de un conocedor de la sastrería.

Aunque no sabía que existía el Día del Sastre (13 noviembre), Felipe Arcos Méndez decide platicar un poco de lo que ha sido en su vida el oficio de confeccionar prendas de vestir, que por más de 30 años ha ejercido, y que aprendió cuando contaba con tan solo 13 años de edad, con el maestro Francisco Peñate.

Debido a la falta de recursos para estudiar, su padre es quien decide mandarlo aprender la sastrería al ejido puyipa, del municipio de palenque.

Con domicilio en el ejido la aurora, Felipe Arcos caminaba cerca de dos horas entre ambas comunidades, donde se queda a pernoctar para poder aprender los secretos de la sastrería.

“Antes había bastante chamba, llegaba gente de Echeverria, Nuevo Mundo, América, Nazaret, Estrella, ejido La Aurora y Santa Cruz, eras los lugares de donde la gente llegaba para que se les hiciera su pantalón”, precisa el hombre que permanece sentado detrás de la máquina de coser tipo industrial.

Retrocediendo en el tiempo, Don Felipe, quien el primer pantalón que confecciono fue uno acampanado, dice que, en aquellos años, en el que la hechura de un pantalón tenia un costo de 15 pesos; se usaban entubados, bombachos de la parte de arriba y con pinzas, tradición que con el paso del tiempo se ha ido perdiendo y se han modernizado con el corte recto.

Con la cinta métrica colocada alrededor del cuello, mientras Antonio (25 años de sastre), su compañero de profesión, coloca la hilera es uno de los orificios de la maquina de coser, el oriundo el ejido La Aurora precisa que sus instrumentos de trabajo son la escuadra, la regla curva, la tiza y la cinta para medir.

Ubicada en la avenida octava sur, entre Independencia y Abasolo, la sastrería Imperial abre sus puertas de ocho de la mañana a siete de la noche.

 Poliéster, catalán y tergal, fueron algunas de las telas que se usaban con más frecuencia para confeccionar un pantalón. En aquellos ayeres,  ahora que la hechura de una prenda de vestir tiene un precio de 260 pesos y se entrega en 8  días. Las telas más usadas en la actualidad es el tergal imperial, casimir y gabardina italiana. 

COMPARTIR.

Deja una respuesta