Normalistas protestaron nuevamente en la capital

0

De nueva cuenta, el pasado domingo alumnos de la Escuela Normal Rural Mactumatzá volvieron a manifestarse para exigir la reapertura del sistema de internado clausurado en 2003, además exigieron que no se repitan periodos oscuros para la institución como ocurrió en administraciones pasadas.

Fue a bordo de cinco camiones que llegaron al centro de la ciudad, acompañados por otros normalistas de diferentes escuelas del país y una representación de los desplazados de Chenalhó.

Expresaron de manera enérgica que las autoridades no han dado cumplimiento a los pliegos petitorios de los estudiantes, siendo los puntos medulares el tema del internado y el otorgamiento de las plazas de manera automática.

En este sentido, argumentaron que el mecanismo de las plazas es necesario, ya que son los maestros normalistas los que son enviados a impartir clases en los lugares más apartados y comunidades marginadas de Chiapas.

“Las escuelas normales nacieron producto de la lucha revolucionaria de 1910 como una medida para llevar la educación a las comunidades, a los hijos de campesinos; es un tema de justicia para los pobres”, expresaron.

En el mitin efectuado, los estudiantes colocaron colchas, colchones y objetos de tela en la entrada principal del Palacio de Gobierno, al tiempo de reclamar que debido a la falta de presupuesto a la Normal Mactumatzá las condiciones en la escuela son precarias.

Expresaron que no debe existir represión ni hostigamiento en contra de esta institución, la cual en el pasado padeció la embestida de gobernantes que dirigían con autoritarismo las riendas del estado.

“No debemos olvidar esos tiempos que tampoco deben regresar, el tiempo de la represión por manifestación no debe retornar. Nosotros continuaremos exigiendo lo que corresponde a la educación de los compañeros”, indicaron.

Contrario a lo que se creía, realizaron el pronunciamiento de manera ordenada, no sin antes sentenciar que las movilizaciones en la capital chiapaneca van a continuar hasta que las demandas se cumplan a cabalidad.

COMPARTIR.

Deja una respuesta