Jaguar Vigilante

0

Isidro Gómez de la Cruz

“Hay muertos que no hacen ruido”. Sigilosamente el Partido del Trabajo (PT) abrió de nuevo sus oficinas en Palenque, apuesta, -como es su política nacional-, hacerse de migajas que dejen partidos fuertes como lo es Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para buscar espacios en los comicios intermedios del año 2021.

El PT como la rémora con el tiburón, navegará junto a Morena sin importarle que tan turbulento esté el mar político, saben que con el partido de Andrés Manuel López Obrador y, con negociaciones en lo “oscurito” al saberse que carecen de una estructura sólida, podrán hacerse de espacios que solos, no podrían alcanzar.

“La lucha del Partido del Trabajo es para que el trabajo deje de ser una actividad explotada y enajenante y se transforme en una actividad realizadora del ser humano”, dice en su Declaración de Principios el PT, pero la realidad es otra en Palenque.

El desencanto en Palenque por este partido político manejado a nivel nacional desde su fundación en 1990 por Alberto Anaya Gutiérrez, se debe a que no representa los verdaderos intereses del pueblo y en particular de la clase trabajadora.

Un ejemplo del desinterés y del manejo corrupto con el que se ha conducido desde su creación el PT en México y en particular en el Pueblo Mágico de Palenque, es la falta de pago al personal académico y de intendencia que desde el año pasado se registra en el Centro de Desarrollo Infantil (CENDI) Yotyoty Alal.

Mentores de esa institución de enseñanza inicial tuvieron que dejar de impartir sus clases ante la negativa de la cúpula petista de hacerles validas sus demandas laborales. Su principal eje rector –Respeto al Trabajo- en el PT por lo menos en Palenque, no tiene validez.

Hoy el PT, navega con la bandera de ser un aliado del pueblo y “apoya” –de acuerdo a sus intereses-, los programas e iniciativas proyectadas e impulsadas por el Gobierno Federal encabezado por el político tabasqueño, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Esta “noble” acción del PT y de su eterno cacique Alberto Anaya Gutiérrez obedece al interés de seguir usufructuando con las necesidades del pueblo, para mantener los ya pocos beneficios económicos y de poder que aún le quedan a los partidos políticos.

¿Qué representa el PT en el Congreso de la Unión y en los congresos estatales? ¿Qué representa para México? Un cargo más para el erario público, una simulación llamada democrática que ya en el caso del partido de la Estrella Dorada, debe desaparecer y dejar el camino, a verdaderas instituciones que luchen por los intereses de la población y no sean únicamente, rémoras que aprovechan los desperdicios que dejan los poderosos tiburones.     

COMPARTIR.

Deja una respuesta