Tren Parlamentario

0

El Pan no traga ni con aceite la nueva reforma educativa

VICENTE BELLO

Entre el Pan y el gobierno hay un pleito casado. Los panistas todo lo ven mal, y el oficialismo todo lo ve bien. Alfonso Robledo Leal, diputado federal panista, dijo a Esteban Moctezuma Barragán cuando, desde su calidad de titular de la Secretaría de Educación Pública, comparecía ante el Pleno de los 500 legisladores a propósito del análisis del primer informe presidencial:

“Usted sabe que tenemos diferencias profundas en el tema educativo”, comenzó Robledo. Y siguió: “Lo que más lamentamos es que se haya tratado esto de una reforma impuesta desde el gobierno federal y las cúpulas sindicales y no haya salido por consenso de diputadas y diputados de todas las fracciones políticas que integran la Cámara, pero además de padres y madres de familia, hay grupos de mucho interés que querían participar en el mismo tema”.

Y restregaba a Moctezuma, también: “No tienen dinero para la reforma educativa de excelencia, porque de entrada todo el presupuesto 2020, si es que lo han leído los diputados de Morena y sus aliados, viene completamente reducido. Viene, por ejemplo, una reducción de más del 45 por ciento para las normales, ¿cómo quieren fortalecer el Magisterio y cómo quieren fortalecer las normales públicas del país con menos dinero, casi la mitad de menos recursos que en el presupuesto pasado? ¿Ustedes leyeron eso? Están a punto de votar una barbaridad.

“¿Cómo quieren mejorar a las maestras y maestros que ya están dando clases actualmente en México si viene una reducción en el programa de Desarrollo Profesional Docente de casi 35 por ciento, cuando en este año ya le habían reducido casi un 60 por ciento al Presupuesto de 2018? Es fatal lo que quieren hacer con las maestras y maestros. Para que tengamos a las mejores, a los mejores, dándoles clases a nuestras hijas, a nuestros hijos, a los jóvenes que están estudiando en escuelas públicas.

“Si eso es lo que pretenden ustedes, tienen un despropósito inconmensurable al decir que están, por un lado, a favor de la niñez y de los maestros y, por otro lado, cortándole todo –de tajo pues– recurso posible. Claro que se trata de recursos, señor secretario, no solamente se puede arreglar esto con saliva, como la cuestión ésta de los programas sobre la obesidad infantil.

“La expansión de la educación media superior tiene una reducción del 97 por ciento en el presupuesto 2010. Y las escuelas de tiempo completo, como ya se ha mencionado hasta el cansancio, una reducción de casi la mitad del dinero que hoy tuvo que utilizar, para que un niño en este país pueda aspirar a estudiar cerca de siete horas al día y no las tres o cuatro que promedian hoy donde hay clases, porque algunos estados del sur del país tienen la mitad de las clases por ciclo escolar.

“… ¿Cree usted que le alcanza el dinero con este presupuesto? Porque estoy seguro que su respuesta va a ser no, y ahí tiene usted a los diputados de Morena y sus aliados para que le ayuden a cambiar esto. Si ellos se rajan y resultan ser unos simples levanta dedos a lo que mande el presidente, los diputados del PAN, los diputados de Acción Nacional, vamos a luchar hasta el último momento para que haya un presupuesto digno para la educación en nuestro país, porque amamos a nuestras hijas y a nuestros hijos y porque queremos a las maestras y los maestros de buena fe, no como ustedes… que solamente están viendo por el sindicato”.

Y rápido, que le contesta Moctezuma Barragán al panista Robledo: “Sí. Finalmente quiero comentar que me cuestiono yo en dónde estaban (ustedes, los panistas) cuando la capacitación de maestras y maestros, en el presupuesto de 2017 tenía 2 mil millones de pesos, que desviaron para propaganda, medios de comunicación y publicidad, en vez de cambiar la educación, en vez de apoyar a los maestros con capacitación. Lo que hicieron fue crear esa burbuja de imagen positiva que afortunadamente ya reventó”.

Hacía unos minutos, Esteban también hubo dicho: “He estado reflexionando de en dónde estaba el aprendizaje de las niñas y los niños cuando no hay ninguna evidencia ni en Planea ni en PISA ni en ninguna medición de que haya podido haberse incrementado en los años pasados.

“¿En dónde estaban –me pregunto yo y reflexiono–, por qué dicen que se va a regresar a la venta de plazas, que se va a regresar a ese tipo de corrupciones? No se van a regresar porque existen hoy. Para regresar se tuvo que haber quitado, y lo que queremos es quitarlas y para eso están las leyes secundarias.

“Reflexiono cuando hablan en ese tono, ¿en dónde estaban el día en que Nochixtlán se impuso a la reforma educativa y que tuvo que haber incluso muertos que todo México lamentó?

“¿En dónde estaban, me pregunto yo, cuando sabían que había diez universidades en quiebra y no hubo ningún programa para rescatarlas? Y finalmente ¿en dónde estaban, y es una pregunta que me hago yo todos los días, cuando la capacitación de los maestros?”

Replicó entonces el Pan, en voz de Isabel Guerra, quien dijo: “Nos hubiera gustado que en lugar de venir a preguntar nos respondiera las preguntas de nuestro grupo”.

Y decía lo que múltiples oradores panistas también habían dicho: “Con la aprobación y reciente publicación de las leyes secundarias en materia educativa, se desaprovechó la oportunidad de consolidar una educación de calidad y excelencia para las niñas y niños de México”. (Continuará)

Share.

Leave A Reply