Nacional

AMLO asegura que su Gobierno no ha tenido resistencia

Entre persistentes reclamos por falta de medicina en centros de salud de San Luis Potosí, como el hospital comunitario de Matehuala, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador proclamó avanza el cambio “sin violencia, a nueve meses en el gobierno. “Hay alguna resistencia, pero no significativa.

No es quitarles mérito, no es menospreciar a nadie, pero hemos corrido con suerte de que se están llevando a cabo cambios profundos, estamos arrancando de raíz la corrupción y no ha habido un grupo opositor que ponga en jaque al gobierno”, afirmó el primer mandatario.

“Lo que queremos que es que haya una verdadera democracia y eso implica respetar la oposición, que no haya pensamiento único, que haya pluralidad y que se garanticen las libertades de todos: política, de asociación religiosa, de libertad en el sentido amplio.

“No hemos tenido mucha resistencia —insistió López Obrador– y se ha avanzado: a cero corrupción, cero impunidad, a el primer mandatario quien señaló: “nos hicieron creer que la corrupción era la mordida, no; los grandes negocios hechos al amparo del poder público se hacen arriba. Y no son mordidas, son tarascadas.

Por eso es que es importante acabar con la corrupción, no sólo por razones de índole moral, sino que imagínense cuánto se ahorra si no hay corrupción”, enfatizó.

“La corrupción que tanto ha dañado a México no se da de Matehuala al Zócalo, al Palacio Nacional”. Aquí en los pueblos hay una gran reserva de valores culturales, morales, espirituales.

El fenómeno de la corrupción se da de arriba para abajo. Por eso no nos está costando mucho trabajo barrer la corrupción, porque lo estamos haciendo de arriba para abajo, como se barren las escaleras.

Si los servidores públicos de arriba son corruptos, pues no hay remedio, dan el mal ejemplo; si el presidente es corrupto, pues van a tener la misma tentación todos los servidores públicos.

“La corrupción es el principal problema de México, es el cáncer. Por la corrupción hay esta monstruosa desigualdad económica y social, en donde unos cuántos lo tienen todo y la mayoría carece hasta de lo más indispensable”, consideró.