Acontecer de la Selva

Ignacio Verástegui Alfonso

 

“La corrupción de la política no tiene nada que ver con la moral, o la laxitud de la moral, de diversas personalidades políticas. Su causa es meramente material” –Emma Goldman

 

**El PT, el aliado incómodo de la 4T, y sus pillerías en los Cendis

Andrés Manuel López Obrador en su primer discurso, el 1 de diciembre del año pasado, ya como presidente de México, reiteró los 100 puntos de su plan de gobierno. En el número 3 se afirma que: “Se mantendrán las estancias infantiles de la antigua Secretaría de Desarrollo Social y se regularizarán los Cendis (Centros de Desarrollo Infantil) promovidos por el Partido del Trabajo; ambos programas tendrán recursos garantizados en el presupuesto y pasarán a formar parte de las secretarías de Bienestar y de Educación Pública.

Para el 8 de febrero de este año, López Obrador aparentemente había cambiado de opinión (como suele hacer) y dijo en la conferencia de prensa matutina, a pregunta expresa de una reportera, acerca del apoyo a los Cendis del PT, de que no habría recursos directos para ninguna organización:  “…esa organización estaba muy cercana, sigue estando muy cercana a nosotros, bueno aun siendo tan cercana ya no se van a entregar los fondos a la organización, es la Secretaría de Educación Pública, me refiero a lo de los Cendis; y en el caso de las estancias es la Secretaría de Bienestar la encargada para eso”.

Desde que estaba en campaña, AMLO había anunciado la regularización de dichos centros creados para brindar atención integral a los menores de edad, bajo un modelo que incluye la participación de personal especializado en disciplinas como la psicología, nutrición, odontología y trabajo social.

Las operaciones de estos centros han estado bajo la lupa de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) desde 2014, año en que señaló carencias en la regulación del programa por el que se le asignaban los recursos, citando además un reporte del Consejo Nacional de Evaluación para la Política de Desarrollo Social en el que se hacen distintas observaciones al desempeño de los Cendis, como la falta de indicadores de desempeño, evaluaciones y de claridad sobre la aplicación de recursos.

En octubre de 2017, la entonces PGR, ahora FGR (Fiscalía General de la República), destapó una investigación en contra de líderes del PT por el supuesto lavado de 100 millones de pesos entregados por el gobierno de Nuevo León para la operación de los Cendis y que habrían terminado en cuentas personales de integrantes del partido. La acusación involucró a María Guadalupe Rodríguez, esposa del dirigente del PT, Alberto Anaya. Ese mismo año la ASF hizo observaciones, hasta ahora no aclaradas, por 77 millones 162 mil pesos al uso de recursos del programa Fortalecimiento a la Educación Temprana y el Desarrollo Infantil, de donde llegaron fondos a Cendis del Partido del Trabajo en Chiapas, Nayarit, Colima y Zacatecas.  En estos cuatro estados el fondo lo entregaron completo a asociaciones civiles y organismos públicos descentralizados ligadas al PT, que lo utilizaron hasta en despensas que repartieron a jóvenes o en pagos de nómina a empleados que no tenían relación con los Cendis. La asociación que maneja los Cendis de Chiapas recibió 20 millones de pesos, de los que, según la ASF, pagó un millón 96 mil pesos a personal administrativo que no trabajaban en dichos centros.

El 15 mayo de este año, el senador Joel Padilla, del PT, en entrevista con mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, sostuvo que para los Cendis había una partida en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de 800 millones de pesos, comentó la reunión que, una semana antes, tuvieron senadores y dirigentes del PT con el secretario de Educación para abordar la “regularización” de sus Cendis y Centros de Asistencia al Desarrollo Infantil. El día de esa reunión, en el Senado y la Cámara de Diputados, el PT votaba a favor de la reforma educativa. Para el 4 de junio se hizo realidad lo anunciado por el senador petista, pues la SEP dio a conocer los lineamientos para ejercer recursos del programa Educación Inicial que beneficia a los Centros de Desarrollo Infantil del Frente Popular Tierra y Libertad, vinculado con el Partido del Trabajo. Sin embargo, los apoyos no se darán a los padres, como anunció el presidente, el dinero se entregará a Cendis de 14 estados a través de los gobiernos estatales como se hacía en otros años.

En Chiapas, hay 5 Cendis localizados en Tuxtla, Palenque y Tonalá. En el caso del Cendi Yotyoty Alal de Palenque debido a la falta de pago del personal (46 en total) docente, administrativo y de intendencia, desde diciembre del año pasado, cerró sus puertas en este nuevo ciclo escolar. En el Cendi palencano los manejos de los recursos financieros otorgados por la federación se han hecho llegar a través de la organización “Tierra y Libertad” adherida al PT y que regentea, como directora del plantel, Gloria Hernández Fonseca. En una nota de José Estrada Félix, señala que a pesar de que aceptó el pago de las inscripciones y los padres de familia gastaron miles de pesos para que sus hijos ingresaran al nuevo ciclo escolar, Hernández Fonseca, bajo excusa de la falta de recursos para el pago de los docentes, cerró la escuela para dedicarse a hacer una campaña de afiliación al PT en los municipios que conforman el distrito federal Uno, apoyando a su marido, Misael Chan López, y fortalecer sus nexos políticos para protegerse en caso de cualquier acción legal, ante los fraudes que ha cometido en el Cendi. Los padres de familia de ese centro escolar aportaron desde marzo del 2018, hasta el mes de agosto del 2019, entre 1 000 y 1 300 pesos por alumno, llegándose a recaudar cada mes entre ciento setenta mil pesos y ciento noventa mil pesos mensuales, dinero que nunca pudo ser comprobado a pesar de la presión de los tutores. Después trascendió la compra, por parte de la familia Chan Hernández, de una unidad de transporte, en la modalidad de taxi, con número económico 132 perteneciente al sitio “Transportadora Jaguares”, por un monto de un millón de pesos, el taxi actualmente se encuentra escondido ante los operativos de la secretaría de Movilidad y Transporte en contra del transporte pirata.

El país seguirá padeciendo a estos parásitos políticos que lucran con la educación y también, desafortunadamente, con el síndrome de La Chimoltrufia que padece el primer Mandatario con sus aparentes buenas intenciones que chocan al tener entre sus indeseables aliados a partidos como el PT, PVEM y PES, además de personajes como  Bartlett, Bejarano, Velasco Coello, Sabines y demás sabandijas que lo acompañan en su Cuarta Transformación, que se está volviendo en los hechos una Transformación de Quinta.