Callan autoridades ante muerte de monos aulladores

La PROFEPA y la CONANP continúan en completo hermetismo ante la muerte de dos monos aulladores en la comunidad de Agua Fría, en el municipio de Catazajá, sin conocerse aún los motivos del deceso de estas especies.

Ante la muerte de dos ejemplares de monos aulladores en la comunidad de Agua Fría en el municipio de Catazajá, Chiapas, médicos especialistas encienden los focos rojos en lo que señalan, podría ser una pandemia que además atacaría a otras especies y hasta a pobladores del lugar pero que hasta el momento, las instancias federales y estatales han guardado silencio.

Pese al interés y preocupación de la población, ni la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) ni la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), han dado un pronunciamiento sobre la mortandad del mono aullador reportada por habitantes del lugar desde hace poco más de una semana.

Aunque de acuerdo con lo declarado por algunos pobladores, la PROFEPA por fin ante la insistencia de los lugareños, acudió a realizar los estudios correspondientes al segundo ejemplar muerto guardando completo hermetismo sobre este caso al igual que la CONANP en donde se prohibió cualquier tipo de información a la prensa.

FOCOS ROJOS

De acuerdo con la doctora Jemima Berenice Peña Cameras, es importante realizar oportunamente la necropsia correspondiente a los ejemplares, para saber las causas que provocaron la muerte de los dos monos aulladores y descartar o detectar si podría afectar a los habitantes del lugar.

“Habría que ver en qué tiempo fallecieron y si los ejemplares muertos tuvieron los mismos síntomas para poder marcarlo como un problema en focos rojos o una pandemia. Se debe atender de inmediato porque se puede afectar a otras especies”, aseveró.

Peña Cameras recomendó que las instancias correspondientes deben realizar estudios a ejemplares vivos para saber cuáles son hasta elemento, las condiciones de salud en las que se encuentran y detectar a tiempo algún problema para evitar se sigan presentando más muertes en esta o en otras especies del lugar.

“Si pudieran PROFEPA o SAGARPA poderlos trasladar a la parte del Parque Nacional, es mejor porque así estos animales no tendrían convivencia con el ser humano y contarían con amplia vegetación”, puntualizó al tiempo de señalar que también se deben tomar muestras de frutos y del agua que beben los monos aulladores.

GUSANOS Y ÁCAROS

De acuerdo a su experiencia y por los síntomas que presentaron los monos aulladores, Jemima Berenice dijo no descartar la posibilidad de la presencia de alguna especie de gusanos o ácaros los que provocaron la muerte del par de monos, pero nuevamente puntualizó, se debe efectuar y esperar, la necropsia correspondiente para conocer la verdadera causa.