Columnas de Opinión

Acontecer de la Selva

Ignacio Verástegui Alfonso

“Reflexionar serena, muy serenamente, es mejor que tomar decisiones desesperadas” – Franz Kafka

**AMLO le da la extremaunción a la autopista SCLC – Palenque
El 9 de febrero de 2009, siendo presidente de la República Felipe Calderón, se anunció la construcción de la autopista San Cristóbal de las Casas-Palenque misma que no se pudo llevar a cabo debido a la oposición de muchas comunidades a que se realizara el trazo en su territorio.
En el 2012, Enrique Peña Nieto, durante su campaña a la presidencia de la República, como parte de su estrategia para ganar las simpatías de los votantes firmó ante notario público 266 compromisos de gobierno, de estos, 219 eran de tipo estatal y los restantes 47 de carácter nacional, que en realidad eran 46 porque el relacionado a la reforma energética se firmó dos veces. En el caso de Chiapas, en cuanto a obras carreteras en nuestra zona, solamente se consideró la “Modernización y ampliación” de la w, ya existente, Palenque-San Cristóbal, misma que no se realizó. Es decir, la supercarretera no estaba en los proyectos de EPN.
Posteriormente, el 12 de febrero de 2014, en la inauguración del aeropuerto de Palenque, Enrique Peña Nieto, ya como Presidente, instruyó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a “apurar el paso” en el diseño y construcción de la autopista, más bien supercarretera, de Palenque a San Cristóbal de las Casas. De nueva cuenta no se pudo iniciar la obra ante la falta de operatividad política del gobierno de Manuel Velasco Coello para contar con la anuencia de las comunidades afectadas, o beneficiadas, por el paso en su territorio de esta supercarretera.

El día 6 de este mes, durante una gira de trabajo en Ocosingo, aquí nomás tras lomitas, el Presidente López Obrador prácticamente le dio la extremaunción a la autopista, sus palabras textuales, en cuanto a este tema, fueron: “Estoy hablando con el ciudadano gobernador, porque queremos mejorar la carretera desde Palenque hasta San Cristóbal, pero miren le dije a el gobernador, a Rutilio, le dije: ‘A ver, si resuelves el problema del derecho de vía, yo autorizo’. Me dijo: ‘No, no, no va a haber ningún problema’. Pero ha pasado el tiempo, porque no son tamalitos de chipilín, no es queso de Ocosingo, está un poco complicado el asunto. Entonces, hablando con Rutilio, le decía: ‘Se nos va a ir pasando el tiempo; si no se puede, porque la gente no lo permita o porque…’ …Ya lo que le digo a Rutilio es: ‘Mira, ¿por qué no hacemos mejor una ampliación de la carretera?, es decir, en vez de otro trazo que se amplíe la carretera de Palenque a San Cristóbal. Y nada más que se llegue a un acuerdo, a ver si eso se puede y se logra de que los que tienen tantos topes ayuden para que podamos crear’. Todo esto hay que convencer, decía el presidente Juárez: ‘Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho’, y así vamos a actuar. Convencer que haya como miradores, como plazas en la carretera para que la gente pueda comprar sus artesanías, los que se dedican a las artesanías puedan venderlas sin ningún problema. Y que pase la carretera también por Ocosingo, porque ese era otro problema, que si no pasaba la carretera por Ocosingo muchos comercios se iban a afectar; pues va a pasar por Ocosingo, vamos a buscar nada más la manera de modernizarla, de ampliarla. ¿Cómo lo ven ustedes?
Entonces, ya para no estar pensando en el nuevo trazo, porque si no se nos va a ir el sexenio, no vamos a hacer nada, mejor vamos a ampliar la que ya se tiene, modernizarla y así resolvemos para hacer menos tiempo de Ocosingo a Palenque o de Ocosingo a San Cristóbal.”
Hasta ahí las palabras presidenciales, palabra del señor, que son muy precisas.

En cuanto al arreglo de la actual carretera San Cristóbal-Ocosingo-Palenque, César Julio de Coss Tovilla, secretario de Obras Públicas del gobierno chiapaneco, reiteró la semana pasada que la obra de ampliar y modernizar esta vía de comunicación será realizada por el gobierno federal a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y que para ese propósito se llegó a acuerdos con habitantes de las comunidades para eliminar los topes, colocar reductores de velocidad y señalamientos que restrinjan la velocidad a 20 kilómetros por hora en zonas escolares, hospitales y centros de población. La carretera tiene alrededor de 200 kilómetros de longitud, contempla la ampliación de sus carriles; la creación de miradores y la construcción de pequeñas plazas que servirán de paraderos, en donde los pobladores podrán promover sus artesanías, productos y servicios.
El titular de la Secretaría de Obras Públicas dijo que “Este proyecto tiene la finalidad de acortar los tiempos de traslado, así como mitigar riesgos y hacer un camino confortable, seguro y atractivo para todos los que ahí circulamos, detonando las bellezas turísticas de la zona y reactivando la economía de nuestros pueblos originarios”.
Este proyecto de modernización se hará en 182.5 Kilómetros de carretera con un ancho de corona de siete metros, mediante trabajos de conservación, mejora de alineamiento y rectificación de curvas que posibilitaría el aumento en la velocidad, reducción en los tiempos de recorrido y en accidentes de tránsito.

**Los empresarios chiapanecos entre la preocupación y la propuesta por la autopista
Los primeros en mostrar su preocupación por el anuncio de la cancelación de la mencionada autopista fueron Coparmex, Canacintra, Canaco y Servitur. Rafael Sánchez, de Canaco, señaló que: “esta decisión, afecta al estado en diversos temas, como la proyección turística, el transporte y la distribución de productos y artículos entre ambos puntos, actividades que hoy más que nunca requieren de vías de comunicación a la altura de su potencial de atracción de visitantes e inversiones que reactiven la actividad económica, y no estén supeditadas a las decisiones y caprichos de quienes bloquean o condicionan el tránsito por la actual vía de comunicación”.
Isaías Alfaro Castellanos, del Centro Empresarial de Chiapas, dijo que “sin duda, el rezago de Chiapas en comparación con los niveles de desarrollo que se dan en otras entidades del país ha condicionado la urgencia y magnitud de las obras de infraestructura que se requieren para posicionarlo en condiciones de mayor competitividad ante los retos que la actualidad impone, pues las vías de comunicación modernas y eficientes forman parte esencial de esas necesidades urgentes, y su concreción ha sido un reto histórico para las y los chiapanecos quienes durante mucho tiempo se vieron privados de la accesibilidad carretera, aérea y portuaria que en otras latitudes era una realidad…en caso de que la cancelación de la nueva autopista se tratase de un asunto presupuestal, se prevea la posibilidad de invitar a los empresarios interesados en participar, mediante un esquema de asociación pública-privada, en el financiamiento de la obra.”
Seguramente muchos comparten el punto de vista, en este tema, de los empresarios chiapanecos. De hacerse esta obra, con participación de la iniciativa privada, se requiere establecer compromisos claros con las comunidades, consideradas en esta obra, para resolver sus preocupaciones y quejas. Asimismo, se debe garantizar que sea mínimo el impacto ambiental, tanto en la flora como en la fauna.

**El gobierno de Chiapas da el visto bueno a la autopista, con inversión privada
También de Coss Tovilla dio a conocer la construcción de la “Carretera de las Culturas San Cristóbal de Las Casas-Palenque” (es decir la supercarretera), que se realizará con inversión de la iniciativa privada en coordinación con el Gobierno del Estado. Dijo que esta carretera tendrá una longitud de 153 kilómetros de la vía troncal y conectará a importantes centros turísticos, en beneficio del turismo nacional e internacional que ha incrementado notablemente en la entidad.
César Julio de Coss Tovilla señaló que la función del Gobierno de Chiapas será obtener la liberación del derecho de vía, con el propósito de concluir el proyecto ejecutivo del cual ya se tiene un trazo preliminar, esto en acuerdo con las autoridades municipales, ejidales y propietarios de predios por donde pasará la carretera, comentó que de los nueve municipios, en cinco (Palenque, Salto de Agua, Ocosingo, Chamula y San Cristóbal de Las Casas) ya se cuenta con la anuencia para el derecho de paso. En los cuatro restantes (Tenejapa, Oxchuc, San Juan Cancuc y Chilón) se están realizando las respectivas conciliaciones para los acuerdos definitivos que posibiliten el trazo y la realización de esta obra.

Los estados del centro y norte de la República cuentan con vías de comunicación modernas y eficientes, sin embargo, en el sureste, particularmente en nuestro estado, se han hecho remiendos a la red carretera, puros parches.
Con la “modernización” y “ampliación de la actual carretera que une los centros turísticos de Palenque y San Cristóbal, es claro que para el gobierno federal, anteriores y actual, Chiapas no está dentro de las prioridades en cuanto a obras de infraestructura carretera que permitan impulsar su desarrollo, amparándose, con algo de razón, en que no se liberan los derechos de paso.
Ojalá que la iniciativa privada y el gobierno del estado no se queden solo en palabrería en cuanto a realizar la supercarretera (que no autopista) de SCLC-Palenque, cuyos costos deben superar los quince mil millones de pesos. De ser inversión privada y lograrse esta obra, habrá que ver el costo del peaje que seguramente golpeará el bolsillo de quienes vayan a circular por esta vía porque las apuestas de los inversionistas es la de recuperar lo más pronto posible el dinero que ellos aportaron. Ya veremos.