Columnas de Opinión

Tren Parlamentario

Los chillidos del PAN por los recursos públicos

VICENTE BELLO

Decía en tribuna Gustavo Madero Muñoz cuando argumentó en contra de la desaparición del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem): “Qué momento tan delicado entender el desmadre que están haciendo en esta cuarta transformación”.

Con este y otros dichos trataba el senador panista a toda costa de que el dictamen de la Ley para el Desarrollo de la Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (que la Comisión de Economía había rechazado, y que el Pleno, de mayoría morenista, estaba por rescatar) quedara desechada definitivamente.

Y remachaba, aludiendo con su crítica al gobierno de Andrés Manuel López Obrador: “No entienden nada de políticas públicas, estas no son políticas públicas, son caprichos presidenciales, soportados y respaldados por ustedes, y ustedes lo saben, y les da pena porque saben que están haciendo un daño terrible.

“Desaparecen el Fondo Minero, un fondo que se creó con la Reforma Energética para que los municipios que tenían operaciones mineras, las empresas mineras le pagaran e invirtieran ahí en obras de infraestructura.

“¿Y qué dijo este gobierno? A la fregada, yo me quedo con ese dinero. Y ya no hay Fondo Minero.

“Después el Consejo de Promoción Turística, ayer le dan en la torre. El turismo que venía creciendo, ustedes dicen: ‘No, se va a dar solito’. A la madre.

“Los pueblos mágicos. ¿Se acuerdan de los pueblos mágicos? No more.

“Pero todo esto son caprichos, caprichos que dicen que por austeridad o por combate a la corrupción. ¿Dónde está la corrupción del aeropuerto? El daño que va a haber por generaciones de esta estupidez presidencial”.

Y seguía Madero echando madres:

“Por favor contradíganme que no es una estupidez cancelar una obra que llevaba el 40 por ciento y que nos va a costar 140 mil millones de pesos, por un proyecto que no tiene ni pies ni cabeza en Santa Lucía. A la madre.

“¿Y qué sigue? Prospera, un programa de sexenios, un programa que llevaba y que vinculaba la educación, la salud, la alimentación; un programa integral premiado internacionalmente y ustedes dicen: ‘nimáis, no jala, yo reparto la lana, órale, a la fregada.’

“… Ahora viene el Inadem, el Inadem para darle un tiro de gracia a todos los proyectos de pequeños esfuerzos de jóvenes emprendedores, de mujeres.

“Y dicen: ‘no desaparece, se los vamos a entregar, se los vamos a distribuir’. Sí, sin reglas de operación, sin padrones, sin seguimiento, con opacidad, con discrecionalidad”.

Y remachaba Madero:

“A esto le llamo darle en la madre, a esto le llamo yo una devastación, una destrucción del capital institucional que por lustros hemos construido juntos los mexicanos y el daño no se va a ver mañana, es de impacto diferido.

“¿Todo esto a cambio de qué? De estos programas: Tandas para el Bienestar, Sembrando Vida, Jóvenes Construyendo el Futuro, Becas Benito Juárez. Pura entrega de dinero, clientelar, para el 2021”.

Primer encontronazo: Madero contra Rubén Rocha.

El morenista Rubén Rocha Moya dijo a Madero: “Queremos un cambio, transformar y el cambio significa, queridos compañeros Senadores, significa destruir lo viejo, lo obsoleto, lo corrupto, destruir lo ineficiente”.

¿Describía Rocha al panismo? Continuó: “Han depredado el patrimonio de nuestro país (…) Por eso es importante implementar una nueva política: No tener administraciones o gobiernos paralelos, caros, por razones de austeridad número uno, caro.

“Veamos todos los organismos autónomos y veamos, en el derecho comparado, qué hacen Estados Unidos o Inglaterra, están llenos de organismos constitucionalmente autónomos. Otras democracias que han avanzado sin necesidad de acudir a los organismos paralelos que aquí se han vuelto el pan de cada día, pero para dar clientelismo a los grupos de interés en este país.

“Esta es una visión distinta, por eso es que los programas que se están formulando son la antítesis de lo anterior; es decir, pues si es la antítesis tenemos que destruir lo que no servía, a eso venimos, a destruir, insisto, lo que ha sido el instrumento, el mazo con que se ha golpeado al pueblo mexicano.

“Y, bueno, ocurrió con el Consejo, ayer mismo, con el Consejo de Promoción Turística, y aquí hubo argumento suficiente, no pierdo el tiempo en ello, el tema del aeropuerto. ¿No es la mayor estupidez?, es la mayor corrupción que pudo haber existido en este país si se los hubiéramos permitido.

“Pero no, no será posible, ahí se los ha demostrado el propio Presidente, ha sacado todos los intereses no solamente en Texcoco, también el Aeropuerto Internacional que pensaban desalojarlo para convertirlo en el mayor negocio inmobiliario a favor de sus defendidos, mi querido Senador, ahí está la gran corrupción, detrás de ellos se anda.

“El tema del Prospera: ¡el 40 por ciento del Prospera no se entregaba! ¿Y cuánto representa el 40 por ciento?  320 mil millones de pesos, esa era la corrupción del Prospera.

“¡Ah! Claro, los que pegan de gritos son los que eran beneficiarios justamente de ese recurso”.

Seguía la madriza de Rocha a un Madero enrojecido del rostro: “Y el tema que estamos discutiendo, el Inadem. El Inadem nació el 2013 con 10 mil 500 millones de pesos de presupuesto, en 2018 bajó a cuatro mil y tantos, lo abandonó el propio creador; de los proyectos que se presentaron dejaron para este gobierno 51 mil proyectos, de los cuales, proyectos abiertos, de los cuales la mitad de ellos no ha comprobado gastos y son alrededor de 12 mil millones de pesos. Esa es la corrupción, justamente la corrupción a la que nos estamos refiriendo”.

Ahí venía Madero a responder. (Continuará)