Noticias de Chiapas

Problemas con EU desatarían afectaciones a comercio del plátano banano

Ante la amenaza de imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a las exportaciones de México, productores de plátano de Chiapas confían en que las negociaciones tengan buenos resultados, caso contrario sería un duro golpe y tendrían que buscar alternativas en el mercado asiático.
De la región del Soconusco se envían cinco mil toneladas semanales de banano hacia la Unión Americana vía marítima por Puerto Chiapas, adquiridas por la empresa Chiquita Brands.
El presidente de la Asociación de Productores de Plátano del Soconusco, Eduardo Altúzar López, mostró su confianza en que “las negociaciones encabezadas por el canciller Marcelo Ebrard sean positivas y no tengamos problemas por la empresa que compra la fruta y se quiera ir”.
Advirtió que si se mantienen los aranceles el sector podría colapsar, porque actualmente la mayor parte de la producción en unas 15 mil 300 hectáreas va para los Estados Unidos, complementándose incluso con una parte que llega del vecino estado de Tabasco.
Sin embargo, mencionó que el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) ha firmado convenio con China para poder comercializar banano en ese país asiático.
En ese sentido, mencionó que se están abriendo oportunidades y “esperamos que no sea muy lejano tener un barco chino en Puerto Chiapas, lo cual sería benéfico y una alternativa para seguir fortaleciendo este cultivo que genera miles de empleos directos e indirectos”.
Aclaró sin embargo que en estos momentos los más beneficiados si se abre el mercado del país asiático serían los estados de Colima, Michoacán y Jalisco en virtud a que “ellos tienen a la mano el Puerto de Manzanillo y a nosotros nos encarecería llevar la fruta por carretera hasta el mismo”.
Altúzar López consideró como una medida no adecuada la imposición de aranceles por parte del gobierno americano para pretender frenar la migración que ingresa por la frontera sur de México, cuando lo que se requiere es inversiones para generar empleos en los países expulsores, en este caso Centroamérica.
“La migración en la mayor medida es por necesidad y después por la violencia e inseguridad, por lo que se requiere impulsar el desarrollo, sobre todo en los sectores del campo, incluso en nuestro propio país para evitar los éxodos”, insistió.