Noticias de Chiapas

Continúan investigaciones por asesinato de activista chiapaneco asesinado

El fiscal general del estado, Jorge Luis Llaven Abarca, informó que avanzan las investigaciones en torno al homicidio de Sinar Corzo Esquinca, registrado la noche del pasado jueves en la ciudad de Arriaga.
Al supervisar esta mañana las diligencias de investigación que realiza el Grupo Especial (conformado por ministerios públicos, peritos especializados, policías ministeriales encabezados por la Fiscalía de Homicidios y Feminicidios), Llaven Abarca detalló que continúan los peritajes y las diligencias de investigación de campo y de gabinete, con el fin de esclarecer los hechos y que el o los responsables no evadan la acción de la justicia.
Jorge Luis Llaven Abarca reiteró que este crimen no quedará impune.
Finalmente, refrendó su compromiso con la sociedad para fortalecer el Estado de derecho y garantizar que no habrá impunidad a cualquier acto de violencia en Chiapas.

Una larga fila de personas esperaba dar el último adiós al aguerrido activista Sínar Corzo Esquinca, a quien arrebataron la vida en la esquina de su casa, cuando regresaba de comprar cigarros.
“Fueron sicarios”, dijo la familia de Sínar. “Fue solo una bala que le entró por la aorta y lo hizo desangrarse muy rápido”.
El jueves 3 de enero, el activista se reunió con el alcalde de Arriaga, David Parada Vázquez, para solicitar seguridad en un tramo carretero de la comunidad La Línea.
La reunión se realizó sin contra tiempos, posteriormente Sínar regresó a su casa, donde vivía con uno de sus hermanos. Su familia había llegado de visita. Horas más tarde salió para realizar actividades en su rancho.
Cuando volvía, justo en la esquina de su casa fue alcanzado por personas a bordo de una motocicleta para darle el disparo que culminaría con su vida, informó la Fiscalía General del estado de Chiapas.
El asesinato ocurrió a las 21:45 horas, aunque pasaron dos horas para que el cuerpo de Sínar fuera levantado por las autoridades correspondientes, para realizarle una autopsia que tuvo tres horas de duración.
“No sabemos de dónde vino el ataque. Personas de gobierno nos hablaban y pedían que platicáramos con él para que parara sus denuncias y su activismo”, aseguraron los hermanos Corzo Esquinca.
Sínar, recibía amenazas constantes vía telefónica, “alguna vez escuchamos que atendió una llamada para amedrentarlo y él respondió: Sabes donde vivo, haz lo que tengas que hacer”.
Mi primo Sínar Corzo pagó con su vida años y años de confrontar al sistema, dijo la bailarina Sofía Corzo.