Salud

Vacuna, mejor método para evitar influenza y sus complicaciones: UNAM

Ante el inicio de la temporada de influenza, la recomendación para la población es aplicar la vacuna, sobre todo en grupos vulnerables, pues las complicaciones del tipo AH1N1 pueden ocasionar desde una neumonía hasta una falla orgánica múltiple que puede llevar a la muerte, alertó Guadalupe Soto Estrada, académica del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

La especialista detalló que la efectividad de la vacuna está comprobada y aunque no lo es al cien por ciento, dijo, su principal propósito es impedir que los síntomas sean graves.

“Hasta ahorita llevamos 750 casos de influenza en México, con aproximadamente 20 o 25 muertes, por eso es importante la vacunación porque la vacunación tiene o tres tipos o cuatro tipos de virus. Precisamente el virus de la influenza es capaz de provocar complicaciones graves a severas, puede causar desde una neumonía hasta ya una falla orgánica múltiple, provocar la muerte y además por algo que se puede prevenir”, expuso.

En este tenor, precisó que se sugiere, salvo algunas excepciones, aplicar cada año la vacuna, especialmente a niños de seis meses en adelante, a mujeres embarazadas, a personas inmunosuprimidas –por medicamentos o por VIH–, con obesidad mórbida, enfermedades crónicas como diabetes, y mayores de 65 años.

Soto Estrada enfatizó que el mejor momento para aplicarla es antes del comienzo de la temporada de influenza, la cual repunta entre la tercera y cuarta semana de octubre. Sin embargo, agregó, las personas que reciben la inmunización en enero, en lo más frío de la temporada invernal, también se benefician.

La influenza es una infección viral de las vías aéreas que se transmite a través de la saliva del enfermo, al toser, estornudar o hablar, o al tocar superficies o materiales contaminados y llevarse la mano a la nariz, boca u ojos.

Suele ser confundida con gripe, pero es más grave y con otras complicaciones. Sus síntomas son: dolor de cabeza y garganta, tos, malestar general, temperatura hasta de 40 grados y, ocasionalmente, diarrea y vómito.