Noticias de Tabasco

Fallan estrategias de lucha contra ‘chupa ductos’ en Tabasco

Con toda la tecnología de punta y la participación de efectivos de fuerzas especiales del Ejército Mexicano que Petróleos Mexicanos emplea para el combate a la ordeña de ductos a lo largo de su red de más de 68 mil kilómetros, esta industria, lejos de decrecer sigue en plano ascendente.
Esta guerra -de la cual no escapa Tabasco-, deja pérdidas anuales por más de 20 mil millones de pesos, el equivalente a 2 millones 382 mil litros diarios, según un informe de las autoridades policiacas al cual tuvo acceso esta casa editorial.
Desde 2017, Pemex mantiene vigilado el corredor petrolero (que parte desde Tabasco hasta llegar a Puebla), con un equipo tecnológico fabricado en Israel, que contiene cámaras de seguridad para vigilar un radio de 24 kilómetros.
El equipo adquirido incluye camiones militares especiales conocidos como ‘Stalker’ y ‘Tiger’. El primero tiene una cámara especial que observa a una distancia de 24 kilómetros por donde pasan los ductos e incluye varios monitores desde donde se observa el movimiento de los ‘huachicoleros’.
Además, cuenta con dos sistemas tecnológicos denominados Leak Lab y AVL, provistos de sensores electro-ópticos, radares de largo alcance y sistema GPS, mediante los cuales se observan las rutas por donde circulan los delincuentes.
Este vehículo suministra la información necesaria para construir con precisión y en tiempo real la imagen del robo de la gasolina. En ese momento es cuando se despliegan los operativos de militares y elementos de Seguridad Física. Por su parte, el camión militar Tiger recibe las señales en tiempo real del helicóptero y de los drones que sobrevuelan la zona.
Precisamente, la paraestatal emplea 51 drones y una flota de nueve aeronaves: tres helicópteros Bell 407, dos aviones Cessna Citation II y un Cessna Eagle. También cuenta con el avión Gulfstream, un helicóptero Eurocopter EC-145 y el avión Cessna Sovereign.