Noticias de Tabasco

Sigue aumentando el robo de hidrocarburo en Tabasco

A pesar de que los cuerpos de seguridad federal han decomisado más de 65 mil litros de combustible en lo que va del año, el robo de hidrocarburo, medido en el número de toma clandestina detectada en Tabasco, tuvo un repunte del 30 por ciento en los primeros cinco meses, con respecto al mismo periodo de 2017.

De acuerdo con las estadísticas más recientes que fueron dadas a conocer por Petróleos Mexicanos (Pemex), entre enero y mayo de este año se registraron 61 tomas clandestinas para extraer hidrocarburo de los ductos de la empresa productiva, principalmente en el llamado “triángulo rojo del huachicol” que comprende los municipios de Cárdenas, Huimanguillo y Comalcalco. Asimismo, en los primeros cinco meses del 2017, el número de ductos alterados fue de 45.

A nivel nacional, el número de perforaciones ilegales para el robo de combustible creció también un 50% con respecto al año pasado, para alcanzar la escandalosa cifra de 10 mil 363 tomas.

El año pasado, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), calculó que las pérdidas económicas por estos ilícitos se elevan a 54 millones de pesos diarios, a los que se le suma el desembolso de 2 mil 809 millones de pesos que invierte Pemex en reparar sus ductos, dando como resultado una pérdida anual de 22 mil 449 millones de pesos.

En ese sentido, del estado de Guanajuato volvió a tomar el liderato en tomas clandestinas con un total de 1 mil 852 durante el año pasado; esto significa que en promedio, a diario se descubren cinco tomas clandestinas en dicha entidad.

Cabe destacar que por Guanajuato pasan tres de los poliductos más importantes de Pemex: Salamanca-León, Salamanca-Aguascalientes-Zacatecas, y Tula-Salamanca, que juntos conforman una red de 5 mil 600 kilómetros de tubería para el traslado de combustible por el centro del país.

Al cierre de 2017, ese estado superó a Puebla, entidad que registró un total de 1 mil 443 tomas clandestinas en el mismo periodo, que representan un promedio de 3.9 perforaciones diarias.

Tamaulipas obtuvo el tercer lugar en estos ilícitos con 1 mil 100 tomas clandestinas -tres diarias-; Hidalgo fue la cuarta entidad con mayor número de tomas clandestinas al sumar 1 mil 064, que en un promedio diario son 2.9 tomas.

Otros estados con alta incidencia en estos ilícitos fueron Veracruz con 1 mil 012 tomas; Estado de México, con 976; Jalisco, con 530; Sinaloa, con 384; Morelos, con 378; Querétaro, con 304; Nuevo León, con 236, y Michoacán, con 232 tomas.

Según datos oficiales, el año pasado la paraestatal interpuso 615 denuncias ante la PGR por robo de combustible, mientras que en la entidad se habla de un total de 61 detenidos por ese tipo de ilícito.

Enorme ‘telaraña’

Pemex tiene en Tabasco 8 mil 206 kilómetros de ductos y 5 mil 560 instalaciones ubicadas en más de 12 mil hectáreas distribuidas en 14 municipios.

Según el impacto socioambiental de la industria energética en Tabasco, realizado por la Sernapam, los municipios de la región de La Chontalpa (Cárdenas, Comalcalco, Cunduacán, Paraíso y Huimanguillo) albergan el 77.8 por ciento del total de la infraestructura petrolera en Tabasco, con 4 mil 331 instalaciones, encabezados por el municipio de Huimanguillo con 2 mil 524 activos entre complejos procesadores, pozos, baterías, estaciones de compresión, plantas de inyección de agua y estaciones de medición, que representan el 45 por ciento del total.

A la fecha hay 550 ductos repartidos en 13 municipios, con una longitud conjunta de 4 mil 740 kilómetros, los cuales se encuentran interconectados a una red de 2 mil 940 ductos secundarios que representan 3 mil 466 kilómetros, lo que quiere decir que hay 8 mil 206 kilómetros de ductos en Tabasco, lo que equivale a recorrer el estado en línea recta unas 24 veces.