Nacional

Se duplican los casos de mujeres procesadas por abortar; la CDMX es la entidad con más alto índice

En los últimos cinco años casi se duplicaron los casos de mujeres que son encarceladas por abortar en el país, de 242 en 2013 pasaron a 474 en 2017, según datos de la organización Las Libres, sustentadas por cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y solicitudes de información.

Lo que resulta más alarmante, es que las cifras pueden aumentar, debido a que hay muchas mujeres que están en prisión acusadas de homicidio, homicidio en razón de parentesco y homicidio doloso, señaló Verónica Cruz, directora de la asociación dedicada a defender los derechos humanos de las mujeres, en entrevista con Publimetro.

“Las que están en prisión y que incluso hemos documentado y llevado la defensa son las que sufrieron algún aborto espontáneo, aborto prematuro o una emergencia obstétrica y que las acusaron de homicidio en razón de parentesco u homicidio, las cuales tienen penas de 15 hasta 30 años de prisión”, dijo.

Cruz señaló que, de 2000 a 2017, fueron criminalizadas tres mil 900 mujeres por interrumpir su embarazo, principalmente las de más escasos recursos, de acuerdo con resultados de trabajo de campo, solicitudes de información y datos obtenidos de procuradurías estatales.

“En el caso de aborto en la mayoría de los estados el delito no es grave, normalmente se paga una fianza y se cumple una sentencia en libertad; sin embargo, en dos estados (San Luis Potosí y Jalisco) se consideraba el delito como grave y en consecuencia es prisión”, destacó.

En la Ciudad de México hay más casos de mujeres con averiguaciones previas o carpetas de investigación abiertas por el delito de aborto, pese a que es la única entidad donde es legal la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas por decisión desde hace una década.

De 2000 a 2017, en la capital del país se registraron 968 casos, en Baja California 531 y en Veracruz, 291. De enero a junio de este año van 49 mujeres procesas en la capital del país, de acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo.

Aimeé Vega, integrante del área de Investigación en Ciencias Sociales de la UNAM, explicó que ese fenómeno ocurre en la Ciudad de México porque “hay una contradicción entre la legislación local con el Código Penal federal que continúa penalizando la interrupción legal del embarazo”.

Pese a que la futura secretaria de gobierno, Olga Sánchez Cordero haya anunciado que “las mujeres encarceladas por aborto serían objeto de amnistía”, no se resolverá el problema, porque “no garantiza que mujeres sigan siendo llevadas a prisión por esta causa, por lo que es necesario llevar un cambio legislativo para que la interrupción del embarazo pueda ser legal en todo el país”, detalló.

En tanto, Clemente Castañeda, virtual senador de Movimiento Ciudadano, afirmó a Publimetro que en su partido se pondrá sobre la mesa el tema de la legalización de la interrupción del embarazo por decisión, con el objetivo de evaluar si será incluida como iniciativa de la fuerza política, “Sí a la vida, no a la criminalización”.